El juez Fernando Andreu
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu (derecha). Juan Carlos Hidalgo / EFE

El PP planea recusar al juez Fernando Andreu, designado ponente del tribunal que juzgará el caso Bárcenas, alegando falta de imparcialidad por su amistad con el exjuez Baltasar Garzón, primer instructor de la trama Gürtel, y con la ministra Dolores Delgado, que llegó a proponerle como Secretario de Estado de Justicia.

Fuentes de la defensa del PP informan de que están estudiando la presentación de un incidente de recusación para evitar que Andreu llegue a juzgar el caso.

La llegada de Andreu, antes titular del Juzgado Central de Instrucción número cuatro de la Audiencia Nacional, ha implicado la modificación del tribunal para el caso Bárcenas, ya que se incorpora a la sección segunda de la Sala de lo Penal desplazando al magistrado Fermín Echarri, sin plaza fija, que será desplazado a otra sección.

Este mismo tribunal juzgará, además del caso Bárcenas, tres episodios más de la trama Gürtel: la visita del Papa a Valencia, las supuestas adjudicaciones fraudulentas de AENA a la trama de Correa y la relativa a los contratos del ayuntamiento de Jerez.

De los cuatro juicios para los que Andreu ha sido nombrado, dos tienen fecha; el de AENA, que se celebrará el 10 de diciembre, y el del ayuntamiento de Jerez, cuyo inicio está previsto para el 6 de mayo.

El caso Bárcenas, sin embargo, está aún pendiente de señalamiento. En este juicio, el PP tendrá que responder a las acusaciones sobre pagos parciales en negro por valor de hasta 888.000 euros en el marco de la reforma de la sede del partido en la calle Génova. Por estos hechos se sentarán en el banquillo el extesorero del partido, el exgerente Cristóbal Páez y el propietario del estudio de arquitectura encargado del proyecto.

A pesar de que el juez instructor, José de la Mata, continúa practicando diligencias sobre los papeles del extesorero, dió vía libre al comienzo de la vista oral; no obstante, es la defensa de Bárcenas la que ha solicitado, antes de que se establezca una fecha, que el juez detalle estas diligencias (motivadas por las confesiones de Francisco Correa en el caso Gürtel) para estimar hasta que punto podrían afectarle.