Concierto en la sala Sol
Imagen de archivo de un concierto de las Nancys Rubias en la sala Sol de Madrid. GTRES

Madrid Central —el plan del Ayuntamiento para restringir el tráfico en el distrito Centro de la capital— puede acabar con los cerca de 10.000 conciertos que se celebran al año allí, ya que los grupos que se desplazan con sus instrumentos y equipos en furgonetas no podrán acceder a las salas de música en directo, que en principio contarían con solo 10 autorizaciones individuales de un día de duración al mes.

"Estamos hablando de 10.000 conciertos al año que peligran", ha afirmado el director gerente de la Asociación de Salas de Música en Directo de la Comunidad de Madrid 'La Noche en Vivo', Javier Olmedo, que representa a 20 salas del área de Madrid Central.

"Peligramos a multas, no se puede hacer esta actividad si no tenemos permisos", ha recalcado Olmedo, quien ha advertido de que, si no se entiende esta problemática y se actúa en consecuencia por parte del Ayuntamiento, Madrid Central "se va a cargar el tejido cultural del centro".

Según Olmedo, muchos grupos van a las salas con dos coches, y si estos establecimientos solo cuentan con 10 permisos tendrían cubiertos cinco días de conciertos únicamente, cuando él está programando 30 días al mes.

Por otro lado, si las autorizaciones acaban a las 24 horas, para un mismo concierto que comience a las 22.00 horas habría que utilizar el doble de permisos para poder montar y desmontar al día siguiente.

En caso de que se les aplicara el sistema de los servicios de carga y descarga, los horarios también serían insuficientes para abarcar los conciertos nocturnos.

Con los equipos a cuestas de Jacinto Benavente a la sala Sol

Olmedo ha recordado que con los cierres al tráfico de las pasadas navidades los grupos que tocaron en la sala El Sol tuvieron que descargar sus instrumentos y equipos en la plaza de Jacinto Benavente y llevarlos a cuestas hasta el establecimiento de la calle Jardines. "Día a día tener que hacer eso es imposible", ha apostillado.

Además, el director gerente de la Asociación de Salas de Música en Directo de la Comunidad de Madrid ha puesto de manifiesto su preocupación por los trabajadores, ya que muchos no se beneficiarán de los permisos de acceso para trabajadores con horario nocturno previstos porque uno de los requisitos para solicitarlos es residir en un municipio distinto al de Madrid.

"Si vives en Villaverde tienes que buscarte la vida a las 5 de la mañana que sales de trabajar para volver a casa", ha denunciado Olmedo, antes de destacar que el Ayuntamiento no ha reforzado el servicio nocturno de autobuses. "Para nosotros es importante que nuestros trabajadores, aunque vivan en Madrid, pero en un barrio exterior, tengan estas autorizaciones", ha aseverado.

"Yo creo que entrarán en razón antes o después, pero nosotros vamos a hacer toda la presión posible", ha advertido Olmedo, quien ha subrayado que el Ayuntamiento por ahora no les ha dado alternativas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.