Inés Sabanés
La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en un balcón del Palacio de Cibeles.  JORGE PARÍS

Inés Sabanés tiene marcado en rojo en su calendario la fecha del 30 de noviembre. Ese día entrará en marcha Madrid Central, una apuesta que restringirá el tráfico en el distrito Centro de la capital con el objetivo de mejorar la calidad del aire y, por tanto, la salud de los ciudadanos. "También evitaremos una descomunal multa de la Unión Europea", añade la edil de Ahora Madrid en su despacho en el Palacio de Cibeles.

Las presiones se suceden a diario. ¿Es posible aún retrasar la puesta en marcha de Madrid Central?
No hay ninguna posibilidad de que se retrase Madrid Central. Es una implantación gradual y reflexionada en la que llevamos trabajando casi tres años. Además hay una obligación derivada del cuidado de la salud, por un lado, y por otro lado por los requerimientos de la Unión Europea que no admite dilación.

¿Está preparado el transporte público para recibir un aluvión de viajeros?
Sobre lo que se actúa es sobre los viajes de paso, que tenemos cuantificados en unos 58.000, más unos 18.000 coche sin etiqueta. De esos, el trasvase al transporte público ojalá fueran muchos pero los vehículos de paso optan por otras alternativas. El transporte público está perfectamente preparado en condiciones normales. Ahora bien, si la oferta de transporte público anual, como se aprobó con nuestro voto en contra, se cifra en un 2% más no se está teniendo en cuenta el crecimiento natural. Y siempre que no se produzcan incidencias reseñables como es el caso Metro.

¿Tiene Metro de Madrid un problema de colapso?
Si Metro no tiene capacidad en estos momentos, por falta de trenes o condutores, de dar un servicio normal se pueden revisar las alternativas y reforzar el transporte público. Lo que no se puede es cargar a las Navidades ni a Madrid Central lo que hoy es un problema estructural de Metro de Madrid.

¿Se van a poner más autobuses?
Nosotros no tenemos ningún problema en reforzar los servicios. Tenemos autobuses, tenemos conductores y estamos preparados. Dependemos de que el Consorcio Regional de Transporte nos permita mejorar las líneas.

La Comunidad de Madrid les acusa de no haberles informado sobre el proyecto.
Hay una sobreactuación preocupante que nada tiene que ver con la coordinación institucional sino con otros intereses partidistas o motivos que afectan al Partido Popular. Nosotros creemos firmemente en la cooperación institucional y no en la confrontación. Nunca hubiera esperado que unas actuaciones en beneficio de la salud y que han evitado una multa descomunal de la Unión Europa generaran esta sobreactuación y una confrontación que el Ayuntamiento jamás ha buscado.

Les han requerido información del proyecto y habían puesto hoy como fecha límite. ¿Se la han remitido?
En nuestro caso las informaciones de Madrid Central son públicas. Y están colgadas en la página web con todos los enlaces. Tiene validez legal y formal tener publicada en la web toda la documentación. Exactamente yo tampoco sé lo que me piden.

¿Temen que la justicia paralice Madrid Central ante el recurso anunciado por el PP?
No lo temo, aunque la judicialización de aquellos proyectos estratégicos que atienden a la protección de la salud a mí me genera una cierta incertidumbre. Ni pensaba ni deseaba que se judicializara un proyecto con el que nos hemos comprometido con Europa. Tengo plena confianza en que nuestra tramitación ha sido rigurosa y estricta de acuerdo a nuestras competencias.

¿Cree que el PP o Ciudadanos retirarían la medida si gobiernan Madrid el próximo año?
No tengo la menor duda de que no. En el año 2006, el Ayuntamiento de Madrid (PP) se comprometió en una rueda de prensa a restringir el tráfico de vehículos contaminantes en la zona centro para 2010. No hay margen para retirar medidas de este tipo a no ser que estén dispuestos a atentar contra la salud de la ciudadanía.

La Plataforma de Afectados por Madrid Central reclama la construcción de aparcamiento disuasorios. Ustedes prometieron doce, pero no lo han cumplido.
De 0 plazas hemos pasado a 3.000 en aparcamientos disuasorios. Nosotros hemos comprometido más y he reconocido que quizá fuimos algo optimistas en la previsión de tiempo, pero tenemos en marcha tres proyectos más para 2018 y 2019. Tenemos una situación infinitamente mejor de la que hemos heredado.



Los detractores de la medida vaticinan más atascos y contaminación.
No acaban de comprender que de lo que se trata es de reducir el tráfico privado y de dar mayor fluidez a los que tienen que entrar. Parece que partimos de cero pero no. Están en funcionamiento cuatro áreas de prioridad residencial, que son más del 50% y funcionan sin problemas. Ahora hay un contorno continuo mucho más identificable y más fácil. 

¿Qué cree que pasará en el arranque el próximo 30 de noviembre? ¿Teme problemas?
Yo trabajo para que todos estos augurios que llevamos años sufriendo no se produzcan. Ya se explicó el caos con el primer cierre de Gran Vía y con el segundo. Llevan anunciando un caos que no acaba de llegar. Nosotros esperamos absoluta tranquilidad y absoluta normalidad.

¿Empezar a multar tan cerca de las elecciones les pasará factura en las urnas?
Yo espero que la gente vote pensando en su salud por encima de todo. Por la resistencia de unos pocos no se puede someter a altos niveles de contaminación al conjunto de la población en sus sectores más vulnerables. No es la intención ni mucho menos con Madrid Central de generar más sanciones. Todo lo contrario. El entorno continuo y poder moverse entre los distintos barrios sin trozos que uno no sabe bien si puede o no entrar en una calle facilita y generará menos sanciones. Abordar con firmeza un proyecto de estas características es obligación de los gobernantes. Hay que pensar en el futuro. Si siempre tenemos miedo no sería nunca. Tenemos un problema de contaminación y un problema derivado de salud que hay que abordar.

La alcaldesa reconoció en el último Pleno que la limpieza había empeorado. ¿Cuáles son las razones?
El primer objetivo es remontar una situación de limpieza que en el verano ha empeorado producto de que Madrid tiene cada vez más actividad y muchísima intensidad de uso. Estamos realizando actuaciones integrales en determinados barrios donde se acumulaban más quejas. Además, vamos a intensificar las campañas de concienciación y nuestra capacidad de inspección.

¿Hace falta hacer más pedagogía con los ciudadanos?
Mi obligación es vigilar y garantizar que los servicios estén dimensionados y funcionen. Y esta es mi responsabilidad. Y a su vez esto hay que equilibrarlo con retomar esa idea de que el espacio público es de todos y que hay que ciudarlo.

Los sindicatos han anunciado una nueva huelga de recogida de basura para el 19 de noviembre.
Cualquier malestar de este tipo nos lo tomamos muy en serio. Hago un llamamiento a los trabajadores y las empresas para busquen elementos para resolver aquello que les separan.

¿Para cuando la ampliación de BiciMad (42 estaciones, 468 bicicletas)?
Nuestra voluntad era que en estas fechas ya estuviera ampliado BiciMad. Pero la cuestión ha llegado a los tribunales, a comisiones de investigacion y por tanto eso ha influido en la rapidez. Nuestro compromiso es hacer la ampliación a principios del próximo año 2019.

¿Acompañará a Carmena en su proyecto político para la próxima legislatura?
No me lo he planteado todavía. Mi intención clara y rotunda es trabajar lo mejor que sé y lo mejor que puedo para que este proyecto que me parece fundamental continúe en la ciudad. Tenemos un elemento enormemente positivo, que es que Manuela Carmena ha mostrado su disposición a continuar.

BIO. Nació en Cubells (Lérida) hace 65 años, aunque la mayor parte de su vida ha vivido en Vallecas. Licenciada en Educación Física, jugó al balonmano en el extinto Atlético de Madrid. Miembro del partido ecologista Equo, en política ha sido edil del Ayuntamiento con Izquierda Unida (1999-2007) y Ahora Madrid (desde 2015). Fue candidata de IU a la presidencia de la Comunidad (2007). 

Consulta aquí más noticias de Madrid.