Francisco Serrano
Francisco Serrano, candidato de Vox a la Junta de Andalucía. EFE

También repite. Como el resto de partidos Vox mantiene para las elecciones andaluzas del 2 de diciembre al mismo candidato que tuvo en 2015. Se trata de Francisco Serrano, un juez de familia que rechaza, entre otras cosas, lo que el considera "ideología de género". Entre polémicas, se ha posicionado como defensor de los padres "que salen perjudicados" por la Ley de la Violencia de Género.

Tras conocer que Vox ha conseguido 12 escaños en el parlamento andaluz, Franciso Serrano ha declarado que "aquí se reúne hoy la auténtica Andalucía. Nosotros somos los que vamos a propiciar el cambio, la mejoría, la reconquista". "Somos un partido regenerador y hemos llegado para quedarnos", ha aseverado entre vítores de "España, España".

Serrano mantiene la misma línea de discurso que promulga Santiago Abascal a nivel nacional. Busca el cambio radical: acabar con el monopolio del PSOE y colocarse en contra de un sistema que considera injusto.

Además, estamos ante un magistrado que se ha declarado en rebeldía por defender su causa. Fue inhabilitado dos años por prevaricación. ¿El motivo? En 2011 decidió prolongar durante dos días el período de estancia de vacaciones de un menor con su padre para que el menor participara en una cofradía de Sevilla.

"Para Vox, presentarse en estas elecciones es una responsabilidad para dar voz y voto a miles de andaluces que quieren acabar de una vez por todas con los 40 años de una Andalucía sometida a la corrupción, el clientelismo, el paro y el estancamiento económico", reveló el partido en un comunicado. Para resolver esto, el magistrado es el hombre idóneo para Abascal.

En las últimas elecciones, Serrano no consiguió ningún escaño, algo que sí le otorgan ciertas encuestas realizadas antes del inicio de campaña. Una travesía en la que el candidato de Vox tendrá que convencer a los votantes. El lema es 'Reconquistar Andalucía'. De momento, la formación sigue lejos de los grandes partidos.