Nube de polución sobre París
Vista general de la densa neblina producida por la contaminación sobre la basílica del Sacre Coeur de París (Francia). Ian Langsdon / EFE

La alcaldesa del Ayuntamiento de París, la socialista Anne Hidalgo, quiere peatonalizar los distritos más céntricos de la ciudad para paliar el negativo impacto de los vehículos en la calidad del aire y en los monumentos, señalaron este jueves a EFE fuentes del Consistorio.

Después de que la Justicia francesa finalmente validase su polémico proyecto de peatonalizar 3,3 kilómetros de los márgenes del río Sena -en los tribunales desde 2016-, Hidalgo busca ahora cerrar el acceso a los vehículos al corazón de la capital francesa.

No obstante, las fuentes consultadas explicaron que se irá "progresivamente" con la peatonalización y apuntaron que el plan se realizará después de hablar con los actores implicados, como comerciantes.

Además, aclararon que la medida solo sería completamente efectiva en el próximo mandato (2020-2026), en caso de que la regidora fuese reelegida.

Hidalgo, quien emigró desde su España natal a Francia cuando era niña, venció las elecciones municipales en 2014 y su mandato de seis años acaba en 2020.

Los cuatro distritos parisinos que quiere peatonalizar son los más céntricos, el primero, segundo, tercero y cuarto, donde se encuentran icónicos monumentos como la catedral de Notre Damme y museos como el Louvre y el George Pompidou.

La alcaldesa, que preside el grupo de ciudades contra el cambio climático C40, es una de las principales voces críticas en Francia contra la circulación de vehículos contaminantes en las ciudades y es una firme defensora del uso de la bicicleta y de los coches eléctricos.

Según cálculos de la propia Hidalgo, el tráfico rodado genera actualmente dos tercios de las emisiones de dióxido de nitrógeno y del 56 % de las partículas finas en la capital francesa.

Sin embargo, la restricción al tráfico por la que la regidora aboga ha encontrado firmes opositores en la oposición de centro-derecha y en los representantes de los usuarios de automóviles de las afueras de París, pues juzgan que esta medida perjudica su movilidad.

Roma pondrá restricciones a los coches más contaminantes a partir de enero

El ministro italiano de Medio Ambiente, Sergio Costa, y el presidente de la región del Lacio, Nicola Zingaretti, firmaron este jueves un plan para mejorar la calidad del aire en Roma, con restricciones a los coches más contaminantes desde enero próximo.

El acuerdo prevé apoyar nuevas infraestructuras para los vehículos eléctricos y favorecer los automóviles de bajas emisiones en lugar de los diesel, así como la movilidad en bicicleta.

Además, se pretende fomentar el uso de combustibles alternativos y de pinturas que absorban partículas PM10 durante la renovación de edificios y la construcción de otros nuevos.

"La Organización Mundial de la Salud habla de 500.000 muertes en Europa a causa de la contaminación atmosférica. Un problema que el Lacio, que tiene una ciudad como Roma, tiene que resolver", indicó Zingaretti en una rueda de prensa en el ministerio.

A los 4 millones asignados por ese departamento, se suman 6 millones de la región del Lacio, de los que 2 pueden ser utilizados inmediatamente por los municipios.

"El Ministerio de Medio Ambiente asignó recursos económicos e incentivos para el cambio de coche, ofreciendo la posibilidad de cobrar menos a los que menos contaminan", dijo Costa ante la prensa.

Con estos recursos, el ministerio se compromete a contribuir a la restricción de la circulación de los medios de transporte más contaminantes, a la movilidad sostenible, a las zonas de tráfico limitado y al uso compartido del coche.

También pretende promover iniciativas para impulsar la reducción de los vehículos que circulan en las zonas urbanas.

Por su parte, Zingaretti, presidente del Lacio desde 2013 y candidato a la secretaria del Partido Demócrata (PD), se compromete con "políticas de desarrollo sostenible que ayuden a vivir mejor y contaminen menos".