Miquel Iceta (PSC) (Archivo)
Miquel Iceta, líder del Partido de los Socialistas de Catalunya. Europa Press - Archivo

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este martes que no cree que los dirigentes independentistas encausados hayan cometido delitos de sedición ni de rebelión, y ha admitido que les visitaría en la cárcel si él dejara de liderar a su partido o si no trascendiera públicamente.

En declaraciones a Rac1, ha reiterado que mientras sea el primer secretario del PSC y tenga "determinadas obligaciones", no irá a ver a los dirigentes encarcelados. Afirma que el independentismo utilizaría esa visita para decir que los socialistas "finalmente nos plegamos a sus exigencias". Del mismo modo que Cs y PP, ha continuado, le acusarían de haber ido a "negociar los indultos".

Iceta ha reconocido, no obstante, que "si hubiera manera de que no se supiera" o si él dejara de ser líder del PSC, "seguramente iría a verlos". "¿Por qué no?", ha apuntado. De hecho, ha recordado que diversos dirigentes de su partido ya han visitado a los presos, los últimos de ellos los alcaldes socialistas Antoni Poveda y Antonio Balmón, e incluso ha sugerido que "han ido más socialistas de los que han salido" publicados en los medios.

Iceta ha lamentado que "algo que condiciona mucho las cosas es que el independentismo nos está diciendo que debemos ser solidarios con los presos, pero eso tiene unas connotaciones añadidas, porque creen que no han hecho nada mal, que no deberían ser juzgados o que tienen que ser absueltos", ha subrayado.

Por otro lado, Iceta ha calificado de "tacticismo" la oferta de Carles Puigdemont de ser el número 2 de Oriol Junqueras a las elecciones europeas y ha señalado que desde hace tiempos hay un intento de los sectores de la antigua convergencia "de evitar que cuaje la idea que ERC gana".

En cuanto a la causa del 1-O, Iceta ha insistido que no ve los delitos de rebelión ni de sedición y que en el caso de malversación se tendrá que demostrar al juicio porque "con la intuición no hay bastante".

En relación al acuerdo entre PSOE y PP sobre el poder judicial, Iceta ha defendido que había que renovar la cúpula del CGPJ y ha añadido que parece que tendrá una "coloración más progresista que el anterior" y que la composición del Consejo General del Poder Judicial puede contribuir al hecho que "las cosas vayan mejor".

En cuanto a las relaciones con los partidos, Iceta ha asegurado que las mantiene con el PDeCAT y ERC pero no con JxCat, ni con el portavoz Albert Batet ni con el portavoz adjunto, Eduard Pujol. Una situación que ha lamentado y que ha atribuido al hecho que JxCat no ha considerado tener relación con los socialistas catalanes.

Iceta también ha advertido de los riesgos de "el intento de deshumanizar" los adversarios políticos avisando que los procesos que han empezado por aquí, han acabado muy mal y han acabado pasando cosas "muy graves".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.