El Gobierno y el PP han pactado el nombramiento de Manuel Marchena como presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que, según han informado fuentes del Ejecutivo, contará con once miembros progresistas de los veinte que lo conforman.

El plazo otorgado en el Congreso para que los grupos parlamentarios presenten a sus candidatos a la renovación del órgano de gobierno de los jueces vence este lunes, y el PP ya había apuntado que Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, era su candidato preferido para presidirlo.

Manuel Marchena (Las Palmas de Gran Canaria, 1959) forma parte del tribunal designado para juzgar el proceso soberanista catalán en los próximos meses.

El Ejecutivo ha aceptado finalmente el nombre de Marchena porque considera que en el momento actual, máxime tras lo ocurrido con la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas, era necesario un mensaje de acuerdo y consenso de los partidos en torno a la Justicia.

El objetivo del Gobierno ha sido no bloquear a la Justicia, sino facilitar su renovación, aseguran las fuentes del Gobierno, que recalcan que como fruto de la negociación, habrá once representantes del CGPJ que serán propuestos por partidos progresistas.

Esa circunstancia aseguran que facilitará que haya un órgano de gobierno de los jueces más colegiado y menos presidencialista y, por tanto, será mucho más necesario el acuerdo. De los veinte miembros del CJPJ, diez son propuestos por el Congreso y otros diez por el Senado, donde el plazo de presentación de candidaturas permanecerá abierto hasta diciembre.

El mandato de los vocales en activo del CGPJ finaliza el día 4 de ese mes, y de los veinte vocales del organismo, doce deben ser elegidos entre jueces y magistrados y los otros ocho entre "juristas de reconocida competencia", que son los que proponen directamente los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado.

En el último proceso de elección, diez fueron propuestos por el PP y siete por PSOE. CiU, PNV e IU eligieron uno cada uno.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha explicado este lunes que en la renovación del Consejo General del Poder Judicial se va a cambiar el "formato de trabajo" del órgano de gobierno de los jueces y que este nuevo formato será más importante que quién presida el CGPJ. "Lo importante no es quién va a presidir. Lo importante es quién va a estar", ha dicho.

La vicepresidenta ha expresado respeto para el candidato que elijan los magistrados para presidir el CGPJ y ha defendido incorporar a "mujeres muy formadas" en el gobierno de los jueces.