Declaran ante Gorzón
A la izquierda, las representantes de ANV, Arantza Urkaregi e Idoia Ibero rechazan la detención de 14 de sus compañeros; a la derecha, Karmelo Landa en el momento de ser detenido. (Efe). Gorka Estrada / Efe

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha decretado el ingreso en prisión incondicional para once dirigentes de Batasuna detenidos el pasado lunes por tratar de recomponer la cúpula de este partido tras su desarticulación el pasado 4 de octubre en Segura (Guipúzcoa), según fuentes jurídicas.

Sólo uno de los detenidos ha declarado ante el juez Garzón
Garzón ha impuesto fianzas a otros tres detenidos el lunes -los tesoreros del PCTV Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto (50.000 euros para cada uno) y el ex concejal de EH en San Sebastián Juan José Ibazeta (60.000 euros)- y también ha fijado una fianza de 20.000 euros para el presidente de ANV, Kepa Bereziartua, al que había citado para tomarle declaración como imputado.


El magistrado ha ordenado prisión para los once por el delito de pertenencia a la organización terrorista ETA-Batasuna, mientras que a los otros tres les acusa de colaboración con banda armada y de asociación ilícita.

La Fiscalía pedía prisión para doce

La Fiscalía de la Audiencia Nacional había pedido al juez Garzón que decretara el ingreso en prisión incondicional de 12 de los 14 detenidos.

La Fiscalía ha considerado a 12 de los 14 detenidos dirigentes clandestinos de Batasuna
A los 12 para los que había pedido prisión, la Fiscalía los consideró "dirigentes clandestinos" de Batasuna y estimó que habían incurrido en un delito más grave, el de pertenencia a la organización terrorista ETA-Batasuna.

Los 14 arrestados de Batasuna y el presidente de ANV, Kepa Beriziartua, comparecieron ante el juez Garzón para prestar declaración. Beriziartua, también imputado por un delito de colaboración con ETA y asociación ilícita, fue el único que accedió a declarar.