El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, con Fiscalía
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha mantenido hoy una reunión con la Fiscalía para recibir su informe anual. COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad no se sentará a la mesa con el Ayuntamiento para hablar de Madrid Central. Tras el tono cordial mostrado en el encuentro entre la consejera Rosalía Gonzalo y la edil Inés Sabanés en el seno del Consorcio Regional de Transporetes (CRTM) hace diez días, en el que se pactó que una comisión técnica estudiaría los refuerzos posibles, las espadas vuelven a desenfundarse: "Nosotros no vamos a hacer ninguna reunión para blanquear al Ayuntamiento de Madrid", ha explicado hoy el presidente Ángel Garrido. "No nos vamos a dejar tomar el pelo", ha insistido a preguntas de los medios en la Real Casa de Correos para avanzar que no convocará esa comisión.

Tras repasar la información remitida por el Consistorio el pasado miércoles, el jefe del ejecutivo ha vuelto a reclamar "toda la documentación" y ha pedido que sea de dos tipos: "la previa que ha determinado que el proyecto es el único viable para dar solución a la movilidad y al medio ambiente en Madrid" y, en segundo lugar, la que fija "qué acciones habría que llevar a cabo". "Si no tienen los estudios, lo que tienen hacer es decirlo, explicárselo a los ciudadanos y paralizar el proyecto", ha reiterado antes de confirmar que mantiene abierta la posibilidad de acudir a la vía judicial para frenar la iniciativa.

Carmena no retrasará más el calendario

En realidad, el consenso entre Ayuntamiento y Comunidad estaba ya herido. Después de que, en su encuentro con la delegada de Medio Ambiente, la consejera Gonzalo no se atreviera a defender la suspensión de Madrid Central que había planteado Garrido, el ejecutivo envió un comunicado que enfriaba cualquier expectativa de pactoSolo tres días después, una Junta de Gobierno extraordinaria aprobaba el decreto para ponerlo en marcha.

Hoy, pese al enfado del presidente por haber recibido estudios "de 2004", la alcaldesa Manuela Carmena ha rechazado una nueva demora en la entrada en vigor de las restricciones al tráfico, previstas para el día 30. "Se trabaja para que sea un éxito e ir resolviendo dudas, confusiones y todo lo que sea necesario", ha zanjado antes de conocer las declaraciones de Garrido, informa Europa Press.

El Ayuntamiento, posteriormente, ha contestado a la Comunidad que los estudios de movilidad, contaminación o aparcamientos son públicos desde hace una semana, según fuentes municipales. "Es una injerencia de la Comunidad y la única competencia que tienen, la planificación del transporte público, no la quieren ejercer, pese a que llevamos meses pidiendo reuniones", han agregado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.