ERC y la CUP confirman que no asistirán al encuentro multilateral propuesto para este lunes por Carles Puigdemont en su residencia de Waterloo, en Bélgica. Los republicanos lo confirman en privado, pero no en público, donde guardan silencio. Los anticapitalistas lo hacen con un comunicado en el que, un día después de romper con Torra por "autonomista", rechazan el debate porque entienden que "debería ser más riguroso, discreto y sin intereses partidistas ni institucionales". 

Estos hechos evidencian las tensiones que existen en el independentismo. En este caso, ha sido la CUP la que ha 'arrastrado' a ERC para que Esquerra no participe en el encuentro. En la actualidad, existen dos puntos de vista: uno, el que apuesta por dialogar y negociar un referérendum pactado (tesis que defiende Òmnium Cultura y sectores de PDeCAT y ERC) y los que apuestan por la desobediencia y la unilateralidad (postura de ANC, la CUP y otros sectores de PDeCAT).

La reunión se quedará en un cara a cara entre Puigdemont y Torra, que sí asistirá. Lo que sí tendrá el expresidente catalán es una conversación telefónica con Pablo Iglesias, en la que no se descarta un diálogo similar como el mantenido este viernes con Junqueras en prisión.

Todo mientras aumentan los rumores de un adelanto electoral en Cataluña que Torra podría convocar legalmente a partir del próximo sábado, primer aniversario de la declaración del 27 de octubre que ahora la ANC pide publicar en el Diario Oficial de la Generalitat.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.