Pablo e Irene
Pablo Iglesias e Irene Montero, en una rueda de prensa. EFE

Los dos hijos mellizos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de la formación morada en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, han recibido este lunes el alta hospitalaria tras algo más de tres meses ingresados, según han informado a Europa Press fuentes del entorno de Irene Montero.

Los mellizos de la pareja, Leo y Manuel, nacieron el pasado día 3 de julio de manera prematura con seis meses de gestación en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Iglesias y Montero anunciaron el embarazo durante las vacaciones de Semana Santa, a través de sendos mensajes que publicaron en la red social Facebook.

"Pablo y yo hemos emprendido un camino que en los próximos meses revolverá nuestras emociones, transformará mi cuerpo y llenará nuestras vidas de belleza y algunas noches sin dormir", afirmó la portavoz parlamentaria.

Agradecen a los Reyes

Tras dos meses apartados de los medios de comunicación, Iglesias y Montero reaparecieron el pasado 3 de septiembre para agradecer individualmente a todos aquellos que les han "acompañado" en la recuperación de los bebes a lo largo del tiempo que han permanecido ingresados en el Hospital Gregorio Marañón.

Lo hicieron a través de un mensaje en Facebook en el que pusieron de manifiesto la importancia que ha tenido la sanidad pública en la recuperación. "Todo ha sido posible gracias a un equipo de profesionales de la sanidad pública además del cariño y apoyo de nuestra gente", señalaron.

"No sabemos lo que tenemos con la sanidad pública. Es lo mejor que tiene España", subrayó además Iglesias en su primera entrevista tras este parón, en la que destacó además "la suerte de que en España la sanidad pública está preparada para atender cualquier eventualidad".

En el post compartido en su redes sociales, los dirigentes de Podemos hicieron especial ahínco en agradecer a sus "adversarios políticos" de quienes reconocen han llegado "algunos de los abrazos más sinceros, algunas de las palabras más hermosas y algunos de los consejos más provechosos".

"Somos republicanos pero recordaremos que un rey y una reina llamaron para preguntar por nuestros hijos y que todos nuestros rivales políticos preguntaron con frecuencia cómo estaban. Somos ateos pero explicaremos a nuestros hijos que nuestros amigos creyentes rezaron por ellos", expresaron.