Terminator, a subasta
El androide T-800, de la película 'Terminator 2: el juicio final', es mostrado junto a más artículos del cine ne una subasta que tendrá lugar en Londres el 20 de septiembre. Neil Hall / EFE

El secretario general de la ONU, António Guterres, aprovechó este martes su discurso ante los líderes mundiales para dar la señal de alarma sobre el peligro que plantean los llamados "robots asesinos".

"Digámoslo como es: la perspectiva de máquinas con el criterio y el poder para acabar con vidas humanas es moralmente repugnante", dijo Guterres en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El diplomático aseguró que los avances en la tecnología militar son una "amenaza directa" a la responsabilidad común de "garantizar la paz y la seguridad", sobre todo por la perspectiva de armas capaces de "seleccionar y atacar" objetivos por sí mismas.

Las nuevas tecnologías ayudan a los terroristas

La ONU está trabajando junto a expertos nacionales en principios para regular o prohibir el uso de las armas letales autónomas.

Según numerosos expertos, los avances en el ámbito de la inteligencia artificial permitirán en poco tiempo crear armas, por ejemplo drones, capaces de operar de forma autónoma en el campo de batalla y de tomar sus propias decisiones sin instrucciones humanas.

Guterres avisó este martes de que reducir la supervisión humana de las armas complica los esfuerzos a la hora de gestionar amenazas, evitar escaladas y cumplir con las normas humanitarias.

El dirigente de Naciones Unidas pidió a los líderes que utilicen la plataforma de la ONU para trabajar en un "futuro digital que sea seguro y beneficioso para todos".

Además, recordó que, pese a las ventajas que plantean en muchos ámbitos, las nuevas tecnologías están siendo utilizadas por terroristas y por redes criminales.

Guterres advirtió también sobre el peligro que plantea una "guerra cibernética", en la que además de equipos militares puedan resultar afectadas infraestructuras civiles clave.