Mercado de Bonsecours
Banderas de Canadá (iz) y Quebec (2ª por la iz) delante del Mercado de Bonsecours de Montreal. GTRES

El presidente, Pedro Sánchez, ha aprovechado su viaje a Canadá para poner a Quebec como ejemplo para resolver el desafío independentista en Cataluña. En opinión del jefe del Ejecutivo, este cas0 demuestra que "desde la política se pueden encontrar soluciones para resolver los conflictos". "Desde el respeto a la legalidad se puede encontrar una solución para garantizar la convivencia", ha insistido. Ante este planteamiento, ¿cuál es la situación de esta provincia dentro de una monarquía parlamentaria federal?

Quebec es una de las regiones más extensas del país, con una población que supera los ocho millones de habitantes, el 80% de ellos francófonos. Por su idioma, su cultura y sus instituciones, en 2006 fue reconocida por el Parlamento como una "nación dentro de Canadá", un concepto social y cultural que no tiene significación legal.

A diferencia de las demás provincias canadienses, donde son idiomas oficiales tanto el inglés como el francés, Quebec tiene como única lengua oficial el francés. Es también la única región mayoritariamente francófona de Norteamérica. El francés goza de protección legal y la provincia dispone de inspectores lingüísticos que revisan y controlan su uso.

El nacionalismo quebequés se alimenta no solo de su identidad lingüística y cultural, sino también de los periodos de represión y asimilación causados por la mayoría anglófona en determinados momentos históricos.

Dos referéndums

El primer referéndum de independencia se llevó a cabo en 1980. Los independentistas obtuvieron el 40,5% de los sufragios. Quince años después se celebró una segunda consulta y en esta ocasión los separatistas se quedaron a menos de un punto porcentual de la victoria, con el 49,6% de los votos.

En las elecciones de 2012, el partido independentista (Partido Quebequés), liderado por Pauline Marois, ganó la mayoría de los asientos de la Asamblea Nacional de la provincia, formando un gobierno minoritario. La primera mujer en liderar el Ejecutivo de Quebec planteó entonces la posibilidad de convocar un nuevo referéndum por la independencia.

En los últimos comicios, sin embargo, celebrados en abril de 2014, el federalista Partido Liberal de Quebec (PLQ) se hizo con la victoria con mayoría absoluta, arrebatando el Gobierno a la formación independentista tras solo 18 meses en el poder. Desde entonces, Philippe Couillard es el jefe del Gobierno provincial. A Marois, que convocó elecciones anticipadas para intentar conseguir la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, el resultado se le volvió en contra.