El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que las circunstancias que rodean al máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) son distintas a las irregularidades detectadas en el Carmen Montón, que dimitió este martes como ministra de Sanidad. Según ha dicho, lleva "cinco meses" dando explicaciones y ya no dará más, incluido si entregará su ordenador al juez, tal y como recomendó la Fiscalía, un extremo que ha evitado contestar este miércoles.

Casado se ha excusado en ruedas de prensas anteriores para no pronunciarse sobre si entregará el ordenador donde supuestamente redactó los cuatro trabajos que entregó para aprobar su máster, de la misma manera que ha rehusado referirse a una eventual imputación por parte del Tribunal Supremo y a si dimitiría en ese caso.

"Yo llevo ya cinco meses dando explicaciones, lo hice en una rueda de prensa que me hizo retrasar un viaje oficial a Bogotá [el pasado mes de agosto, cuando asistió a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque]. Dije que iban a ser las últimas explicaciones que iba a dar sobre el fondo de este tema", ha dicho Casado, que ha añadido que "sigo muy tranquilo, no he cambiado lo que he dicho desde el principio".

Un mes de después de saltar las informaciones sobre las irregularidades en torno al máster de Cristina Cifuentes en la URJC, que terminaron con su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid, Casado se vio afectado por las dudas sobre sus estudios en la misma universidad y el mismo organismo dependiente de ella, el ya clausurado Instituto de Derecho Público (IDP). Es también el mismo en el que Montón cursó los estudios que la han llevado a dejar Sanidad.

Según explicó el hoy presidente del PP, su máster constaba de 22 asignaturas, 60 créditos, de las que le fueron convalidadas 18. Para aprobar las cuatro materias restantes, presentó otros tantos trabajos, pero no un Trabajo de Fin de Máster (TFM) como el que Cifuentes nunca encontró en su casa y Montón habría plagiado. Casado asegura que él no estaba obligado a hacerlo en un curso que era sólo un puente para cursar un doctorado que finalmente no emprendió.

Hablar de otras cosas

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Casado ha reiterado este miércoles que el caso de su máster es distinto a la polémica que este martes terminó con la dimisión de Montón pero también para señalar que estos temas no son los realmente importantes sobre lo que está sucediendo en España.

"Lo importante es que la dimisión de esta ministra se suma a la del ministro de Cultura, a lo que está pasando en Cataluña, a la desaceleración económica, al tema de Navarra y el País Vasco. España no está para seguir hablando de cosas de un doctorado de hace 10 años", ha dicho Casado.

Tan poco quiere hablar el presidente del PP de estas cuestiones que Casado se ha sumado a duras penas a la petición que ha trasladado este miércoles Ciudadanos al presidente Sánchez para que haga pública su tesis doctoral.

"Yo he escuchado a Sánchez de decir que es pública pero luego he escuchado a Rivera decir que no lo era, me imagino que habrá algún tipo de explicación", ha dicho Casado sobre una cuestión que, quizá, podría perjudicar a uno de sus principales adversarios políticos.

Distancias con Montón

Sobre su máster, Casado ha marcado distancias, para empezar, con el hecho de que él no haya facilitado sus trabajos de máster. Como Montón, Casado tampoco ha distribuido copia de sus cuatro investigaciones, pero ha asegurado que los puso a disposición de la prensa. "Me han preguntado que por qué no entregué los trabajos, hasta me estuvieron preguntado por la bibliografía, la metodología que yo empleaba" recordó de lo que sucedió el pasado mes de abril.

"Yo era un alumno más, no conocía a quienes organizaban ese curso de posgrado", ha recalcado Casado a "diferencia con el caso de ayer" porque, ha dicho, él no tuvo "una relación personal" como la que, en su opinión, constataban los correos electrónicos entre Montón y la directora de su máster.

Asimismo, ha recordado que, frente al de la exministra, el suyo "no era un máster habilitante finalista, era un curso de doctorado" que no le obligaba a escribir una tesis con el que no obtuvo ningún título.

Por todo esto, Casado ha rechazado "hacer analogías con falsificación documental, modificación de la intranet oficial de la universidades o con una convalidación del Instituto de Derecho Público", el centro de las irregularidades y ya clausurado, cuando él ha recordado que a él le convalidó el Rectorado.

En sus palabras, Casado ha hecho este miércoles algo de autocrítica, cuando ha dicho "entender" que "diez años después, es muy difícil explicar a aquellos alumnos que están haciendo un máster de 5.000 euros que yo pagara 600 y era un curso que se resolvió con cuatro trabajos y el resto de asignaturas convalidadas. Pero cualquiera que sepa lo que era un curso de doctorado sabe perfectamente que eso es lo que se hacía".