OCDE
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría (izq) y el ministro De Guindos, durante la presentación del informe económico 2017 sobre España. EFE/Javier Lizón

La tasa de paro en el conjunto de la OCDE se mantuvo estable en julio en el 5,3% de la población activa, con descensos en Estados Unidos, Canadá y ciertos países europeos como Italia y España, que fueron compensados con ascensos en Japón, Corea del Sur, Lituania, Austria o Bélgica.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó este martes en un comunicado que el número total de desempleados en sus 36 países miembros era en julio de 33,51 millones, lo que significa 15,7 millones menos que en el pico alcanzado en enero de 2013.

No obstante, esa cifra todavía superaba en 800.000 la que hubo en abril de 2008, antes de que se empezaran a sentir los efectos de la crisis.

En julio, en términos relativos, donde más cayó el nivel de paro fue en Italia (cuatro décimas al 10,4%) y en Canadá (dos décimas al 5,8 %).

Hubo descensos de una décima en Estados Unidos (al 3,9%), en México (al 3,3%) o en España (al 15,1%), que pese a todo seguía teniendo la segunda tasa más elevada de la organización sólo por detrás de Grecia (19,5% en mayo, último dato disponible).

En la zona euro, no hubo cambios, con un 8,2 % de la población activa desempleada.

El paro en julio aumentó hasta cinco décimas en Lituania (al 6,3%), dos décimas en Bélgica (al 6,2%) o en Israel (al 4,2%) y una décima en Francia (al 9,2%), en Japón (al 2,5%) o en Corea del Sur (al 3,8%).

Los países con más desempleados ese mes, en cifras absolutas, eran Estados Unidos (6,28 millones), España (3,45 millones), Francia (2,73 millones) e Italia (2,70 millones).