Suceso
En la foto, entrada de la vivienda donde se produjo el suceso. EFE/Javier Belver

Una mujer fue asesinada a puñaladas este jueves en Zaragoza presuntamente por su marido en el domicilio que compartían en el barrio de Casablanca, concretamente en la calle Viñedo Viejo. El hombre se suicidó tras cometer el crimen, precipitándose por la ventana, según adelantó el Heraldo de Aragón.

Este diario informó además de que la Policía Nacional halló después el cadáver de la madre del presunto asesino. El cuerpo de la anciana, de 92 años, también fue encontrado en su casa, donde vivía sola, con heridas de arma blanca.

Las autopsias determinarán la hora de los crímenes, y si el autor sedó a ambas mujeres antes de quitarles la vida, pero los primeros indicios apuntan a que primero mató a su progenitora y después, a su esposa. El primer asesinato podría haberse producido a última hora de la tarde del miércoles y el segundo, sobre las ocho de la mañana del jueves.

Dolores, de 68 años, era facultativa, estaba ya jubilada y padecía una enfermedad degenerativa. Su marido, de 67 años, también era médico y según los vecinos, tenían dos hijas que no vivían con ellos.

La delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, confirmó que la mujer falleció a causa de heridas por arma blanca. Sánchez concretó que la llamada al servicio de emergencias 112 alertaba de que un hombre se había precipitado por la ventana de un edificio.

Al acceder al domicilio de esa persona, los agentes descubrieron el cadáver de su mujer "con signos de violencia aparentes". Los sanitarios intentaron reanimar al hombre, pero solo pudieron certificar su muerte poco antes de las 9.00 horas. Sánchez indicó que no constaban denuncias previas.

El Heraldo señala que cuando subieron al piso, los agentes encontraron las llaves puestas por fuera y un cartel en el que se leía: "Avisen a la Policía".

"No son números", sino personas

La delegada expresó de forma tajante su "más absoluto rechazo a cualquier forma de violencia contra la mujer". "No nos gusta hacer recuento porque no son números" sino personas como Raquel y Dolores, que han sido asesinadas este año por sus parejas en Aragón, "pero desde 2003 son 954 las mujeres asesinadas".

"Se hace imprescindible en este momento la unidad de las instituciones frente a la violencia de género, no cabe otra opción que ir todos a una y mostrar a los asesinos que están solos, que sus vecinos, sus amigos y las instituciones les damos la espalda y que vamos a estar siempre enfrente de ellos y contra ellos", aseveró.

La delegada puso en contacto con el Gobierno de Aragón, las Cortes y el Ayuntamiento de Zaragoza para que, tal y como se propuso en la comisión de seguimiento contra la violencia de género promovida por la Delegación, las autoridades acudiesen juntas a "una única convocatoria" para lanzar un "mensaje claro" de apoyo a las víctimas y de repulsa a los asesinos.

Esa concentración tuvo lugar a las 20.00 horas en la plaza de España, convocada por la Coordinadora de Organizaciones Feministas

La delegada manifestó igualmente que durante 24 horas las banderas de la Delegación ondearían a media asta en señal de duelo. También el Ayuntamiento de Zaragoza decretó 24 horas de luto oficial.

El pleno de las Cortes autonómicas, que celebró su primera sesión tras el verano, guardó un minuto de silencio en repulsa del crimen y en memoria de la víctima.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.