Inmigrantes muertos en aguas andaluzas
Llegada al puerto granadino de Motril de los cadáveres de cinco inmigrantes fallecidos en el mar de Alborán cuando navegaban en una patera semihundida. MIGUEL PAQUET / EFE

La jornada de este miércoles saldó con el rescate de 501 personas y cinco cadáveres en las costas andaluzas, en una serie de operativos puestos en marcha en el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán, en los que se detectaron hasta doce pateras y una moto de agua con inmigrantes.

Según confirmaron fuentes de Salvamento Marítimo, en el último operativo en Alborán la Guardamar Polimnia rescató 50 varones de una infraembarcación semihundida, después de que el helicóptero Helimer 207 les hubiera lanzado una balsa.

También fueron rescatadas 51 personas y cinco cadáveres de otra patera semihundida en aguas del mar de Alborán, donde Salvamento Marítimo había recogido previamente a 89 personas de otras dos infraembarcaciones (86) y una moto acuática (3).

En paralelo, el ferry Almariya rescató a dos personas fuera de la patera y la embarcación Polimnia hizo lo propio con otras 51 personas que habían subido a la balsa y con cinco cadáveres.

Todos ellos se dirigían este miércoles por la noche a Motril, a cuyo puerto estaba previsto que llegasen en torno a las 23,25 horas. Al respecto, desde la Subdelegación del Gobierno granadina se indicó que, al encontrarse ya lleno el nuevo y recientemente abierto Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE), se reabrirá el antiguo para dar cobijo a estas personas.

La embarcación SAR Mastelero, por su lado, recogió durante la jornada a los ocupantes de dos pateras, en las que iban sendos grupos de 33, que habían sido rescatados por la patrullera Monte Sperone del Frontex, y 53 inmigrantes, todos los cuales son trasladados al puerto de Almería.

Bebés

Por otra parte, efectivos de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil rescataron este miércoles a un total de 309 inmigrantes, de los cuales 46 son mujeres, siete menores y dos bebés, de ocho pateras que navegaban en aguas del Estrecho.

Según indicó un portavoz de Salvamento Marítimo, de los 309 rescatados, un total de 179 personas son de origen magrebí, 114 son migrantes subsaharianos y 16 personas son de origen asiático.

Inicialmente, la Guardia Civil rescató a 134 personas de cuatro embarcaciones que posteriormente fueron transbordadas al buque Luz de Mar de Salvamento Marítimo, según precisaron fuentes del Instituto Armado.

En concreto, en la primera patera interceptada, se auxilió a cuatro varones de origen magrebí. Posteriormente, se rescató una patera cerca del Cabo de Trafalgar a 33 migrantes magrebíes, de los cuales seis son mujeres y uno es un menor, el cual fue inmediatamente trasladado con sus padres a la patrullera de la Guardia Civil.

Asimismo, el Instituto Armado rescató de la tercera y cuarta patera a 49 —44 hombres, cuatro mujeres y un menor— y 48 —45 varones y tres mujeres— inmigrantes de origen magrebí respectivamente.

Por su parte, la Guardamar Concepción Arenal de Salvamento Marítimo rescató de una patera a unas once personas, entre ellas una mujer, de origen subsahariano. Minutos más tarde, rescató de otra patera a 43 migrantes, entre los cuales se encuentran 16 hombres asiáticos, así como 20 varones y siete mujeres de origen subsahariano. Todos ellos, fueron transbordados al Luz de Mar.

El Luz de Mar intercptó a dos pateras que viajaban, respectivamente, con 45 personas de origen magrebí, entre ellas cuatro mujeres y tres menores, y 76 migrantes de origen subsahariano, de los cuales 21 son mujeres y cuatro menores.

Finalmente, sobre las 17,00 horas, el Luz de Mar desembarcó a los 309 inmigrantes en el muelle de Crinavis, en la localidad gaditana de San Roque (Cádiz).