Famosos destruidos por la droga
Cory Monteith, Prince, Demi Lovato y Philip Seymour Hoffman. GTRES

Potentes y adictivas drogas como la heroína y el fentanilo siguen sumando víctimas y carreras hundidas entre los famosos. El reciente caso de Demi Lovato, retirada del mundo del espectáculo tras recaer en sus adicciones y sufrir una sobredosis, es uno más entre la reciente lista de artistas conocidos cuyas vidas han quedado destrozadas por la droga.

La heroína ha sido en el pasado la causante de la muerte de un buen puñado de artistas, especialmente relacionados con la música. Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain o Layne Staley son solo algunos ejemplos de músicos a los que esta droga acabó matando. Su consumo ha crecido exponencialmente en los últimos años entre la sociedad, especialmente en Estados Unidos, y también ha destruido la vida de otros famosos.

Tras largos años olvidada, la lacra de la heroína resurgió hasta el punto de ser considerada una epidemia en Estados Unidos en el año 2016. Casi un millón de estadounidenses consumieron heroína al menos una vez en 2016, una cifra que no ha dejado de crecer desde 2007.

La muerte del actor Philip Seymour Hoffman en 2014 hizo saltar todas las alarmas sobre la irrupción de esta droga y su nivel de consumo entre la población estadounidense. Apenas un año después, la heroína también se llevaba al actor de la serie Glee Cory Monteith. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el problema con esta droga "emergencia nacional".

También reconocieron su adicción a esta droga Nicole Richie y Demi Lovato. La primera consiguió salir de ella tras varios años de lucha y la segunda también, aunque este 2018 ha recaído en ellas, y lo que es peor, consumiendo fentanilo, mucho más adictiva y potente.

El fentanilo, 50 veces más potente que la heroína, se llevó a Prince y casi hace lo mismo con Demi Lovato.

Es un fármaco sintético con propiedades similares a las de los opiáceos que se emplea para calmar el dolor y que tiene una potencia 50 veces mayor que la heroína y 100 veces mayor que la morfina. Se vende en las farmacias, con receta y de manera muy controlada.

En el caso de Prince, los niveles de fentanilo en el cuerpo hallados en su autopsia eran "extremadamente altos", incluso para alguien que padeciera dolor crónico. El informe toxicológico especificó que la concentración de fentanilo en la sangre de Prince era de 67,8 microgramos por litro, cuando este fármaco puede ser mortal a partir de 3 microgramos por litro.

A esta droga se le achaca la muerte también de Tom Petty o el rapero Lil Peep. Ahora es Demi Lovato la que lucha por salir de un infierno que casi acaba con su vida este verano.