José María Aznar
El expresidente del Gobierno español José María Aznar. EFE/ARCHIVO/Juanjo Martín

José María Aznar  ha decidido tirar de ironía tras no ser invitado al congreso del PP, en el que se elegirá al nuevo presidente del partido tras la salida de Rajoy. "Yo solo he sido presidente del PP catorce años, del Gobierno ocho años y diputado veinte años, pero probablemente eso no da derecho a ninguna invitación", ha ironizado cuando se le ha preguntado si le hubiera gustado asistir.

En la ronda de preguntas del encuentro mantenido en el marco de los cursos de verano de la Universidad de Málaga (UMA), Aznar ha asegurado que no ha tenido ninguna conversación últimamente con Mariano Rajoy de expresidente a expresidente y ha esperado que los compromisarios 'populares' "acierten" en la elección del nuevo presidente en el cónclave.

Previamente, en declaraciones a los periodistas y también luego en las preguntas, ha expresado que la refundación del centro derecha nacional es "absolutamente indispensable por un factor de estabilidad democrática y de propia supervivencia del PP" y ha dicho que la formación 'popular' tiene una "oportunidad única" en este congreso y le ha deseado "mucha suerte".

Aznar ha resaltado que el PP tiene que recuperar a los "millones de votantes que se han ido y ensanchar luego la base electoral". A su juicio, el partido "no tiene que dedicarse a disimular lo que eres sino manifestar exactamente lo que eres, que es cuando el PP ha obtenido los mayores triunfos".

Ha subrayado que España vive una situación política "delicada" y necesita "una refundación muy importante del centro derecha nacional y que el centro izquierda se nacionalizara". Sin embargo, según el exdirigente 'popular', "parece ser que la izquierda ha decidido jugar su partida con los más radicales, bien con los radicales chavistas de Podemos o con los separatistas".

Dardos a Zapatero

Ha sostenido que el PP "tiene una oportunidad, una, si se refunda la podrá aprovechar o no, pero si no se refunda, no tiene ninguna oportunidad". "Me parece absolutamente esencial, hay una oportunidad muy importante, el centro derecha se va a refundar en todo caso pero el PP tiene una oportunidad única y le deseo mucha suerte", ha indicado.

Asimismo, ha insistido en que continuará al margen del procedimiento establecido de cara al congreso y no va a hacer como su sucesor en el cargo, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha mostrado "su clara preferencia" por la candidata Soraya Sáenz de Santamaría.

No obstante, sí ha indicado a los periodistas que defiende "sus ideas y lo que considera más oportuno para el Partido Popular". Ha rechazado volver a formar parte activa de la política, "cosa distinta es que yo dé mis opiniones, que las voy a dar", ha apuntado.