¿Dónde se pueden obtener las pegatinas de contaminación de la DGT para el coche?
Existen cuatro etiquetas que diferencian a los vehículos según su grado de contaminación. Pixabay

La contaminación de los vehículos en las ciudades es uno de los aspectos que más afecta la calidad del aire que respiramos. Por eso, para tratar de poner fin a este problema, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha establecido una clasificación de los coches y las motos en función de cuál es su grado de contaminación.

De hecho, a finales de este año está previsto que algunas grandes ciudades como Madrid prohíba la circulación de los vehículos más contaminantes. La medida para que esto no afecte a los turismos es lucir el denominado distintivo ambiental, una pegatina que clasifica a los vehículos en función de los niveles de contaminación que emitan.

Su finalidad es diferenciar a los coches que menos contaminación emiten al medio ambiente. Estas pegatinas pueden adquirirse en las oficinas de Correos, según informa la Dirección General de Tráfico. Su precio es de 5 euros y cada usuario deberá pedir cita previa en las diferentes oficinas y, en el plazo de 3 o 4 días hábiles, la pegatina ya estará disponible.

El punto del vehículo donde colocar el distintivo será voluntario, sin embargo, "dado que facilita la rápida identificación de los vehículos menos contaminantes", la DGT recomienda adherirlo en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero o, en su defecto, en cualquier sitio visible del vehículo.

Además, el organismo ha hecho público un listado con las oficinas de Correos en toda España donde adquirir de forma inmediata el distintivo ambiental. Pegatina cero emisiones, pegatina ECO, pegatina C y pegatina B son las cuatro etiquetas que diferencian los vehículos.

Un distintivo que tiene su origen en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire), en el que se afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades, por lo que se propone dicha clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.