La Manada
La Manada. EFE

El Boletín Oficial de Defensa publicó este martes que el militar Alfonso Jesús Cabezuelo, condenado a nueve años de cárcel por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines de 2016 como parte de La Manada, ya no está suspendido de su cargo, así que se encuentra en servicio activo y en espera de que se le asigne destino a falta de sentencia firme sobre su caso. No obstante, minutos después, el ministerio de Defensa ha comunicado que no le asignará ningún destino.
Fuentes de Defensa explican que se trata "simplemente de un trámite administrativo" porque ha pasado el plazo de seis meses preceptivo desde que se dictó la suspensión sin que haya condena firme contra él y por eso tiene derecho a solicitar que se levante la situación de suspensión de funciones. "No se podía evitar su reincorporación al servicio activo".

Según el Reglamento de adquisición y pérdida de la condición de militar y situaciones administrativas de los militares profesionales, aprobado en 2015, "el pase a la situación de suspensión de funciones del militar profesional se podrá acordar como consecuencia del procesamiento, inculpación o adopción de alguna medida cautelar contra el imputado en un procedimiento penal o por la incoación de un procedimiento disciplinario por falta muy grave".

Tanto Cabezuelo como el resto de miembros de La Manada se encuentran ahora en libertad provisional, con la obligación de comparecer en el juzgado cada dos días.

Además, al igual que su compañero, el guardia civil de La Manada, Antonio Manuel Guerrero, se encuentra en situación de "activo sin destino", por lo que cobra el sueldo base a la espera de que la sentencia sea firme.


El mayor de La Manada

Alfonso Jesús Cabezuelo es el mayor del grupo (1988). Entró en las Fuerzas Armadas a los 20 años y trabajó en la Unidad Militar de Emergencia (UME) de la Morón de la Frontera hasta que se le acusó de violación. Como Jesús, también tiene tatuado un lobo símbolo de La Manada. Él es protagonista, también junto a sus compañeros (salvo Prenda), de un vídeo grabado en Pozoblanco en el que se ve cómo abusa de otra joven. Tiene antecedentes por lesiones, riña tumultuaria y desorden público.