Starbucks
Vasos de café de Starbucks. GTRES

La red de cafeterías Starbucks anunció este lunes que en 2020 dejará de usar pajitas de plástico en sus más de 28.000 tiendas en todo el mundo para reducir su impacto medioambiental.

Para sustituir los más de mil millones de pajitas de plástico que usa anualmente, la empresa de Seattle ofrecerá una tapa reciclable diseñada por el ingeniero de la compañía Emily Alexander.

De esta forma, Starbucks se presenta como una de las primeras grandes compañías en ofrecer una solución alternativa a la contaminación global del plástico.

"La decisión de Starbucks de eliminar pajitas de plástico de un solo uso es un brillante ejemplo de la importante función que las empresas pueden desempeñar para frenar el oleaje del plástico oceánico", dijo Nicholas Mallos, director del programa 'Mar libre de basuras' de la organización Conservación del Océano.

"Con ocho millones de toneladas métricas de plástico arrojadas al océano cada año, no podemos permitir que la industria permanezca al margen", dijo.

Tapa de plástico pero reciclable

La tapa está hecha de plástico, pero su contenido de polipropileno puede reciclarse. Chris Milne, director de abastecimiento de envases para Starbucks dijo que la firma está "trazando una línea para que nos sigan otras grandes marcas".

Alexander señaló que existe potencial para desarrollar y mejorar aún más la tapa, capitalizando la creciente gama de materiales compostables de plástico y otros materiales sostenibles.

Los primeros en probar la nueva tapa serán los clientes de Vancouver (Canadá) y Seattle (EEUU), donde el pasado 1 de julio entró en vigor una ley que prohíbe a los servicios de alimentación ofrecer pajitas y utensilios de plástico en sus tiendas o servicios.

Los clientes que prefieran o necesiten una pajita pueden solicitar una hecha de materiales alternativos para usar con cualquier bebida fría.

En busca de nuevas medidas

Starbucks ha invertido además 10 millones de dólares en un concurso que busca desarrollar una taza caliente completamente reciclable y compostable y está animando a los clientes a que "traiga su propio vaso" como parte de sus esfuerzos para reducir los desperdicios.

El anuncio supone una nueva visión por parte de las grandes empresas de servicios alimentarios de EE.UU tras la decisión por parte de la compañía McDonald's el pasado mes de mayo de rechazar la retirada de pajitas de plástico de sus más de 37.000 locales.

Posteriormente, el gigante de comida rápida anunció en junio que sustituirá sus pajitas de plástico por unas de papel en todos sus establecimientos del Reino Unido e Irlanda a partir de septiembre.