Surfista de alcantarilla
Normalmente los caballitos de mar se agarran a objetos flotantes para poder viajar a través de las corrientes, sin embargo las aguas de la isla Sumbawa, en Indonesia, tenían demasiada basura. Foto tomada por el estadounidense Justin Hofman. Museo Natural de Historia del Reino Unido

Alrededor de 51 billones de partículas de microplástico circulan actualmente por los mares y los océanos de la Tierra, lo que supone una cantidad 500 veces superior a las estrellas que hay en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Este martes se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que la ONU centra en declarar la guerra al plástico.

El secretario general de la ONU, António Guterres, indica que es "fundamental tener un planeta sano para que el futuro sea próspero y pacífico", por lo que todos los habitantes están llamados a proteger "nuestro único hogar".

En su mensaje, Guterres asegura que el planeta está "inundado de residuos plásticos nocivos", puesto que "cada año acaban en los océanos más de ocho millones de toneladas", lo que amenaza la vida marina y humana y destruye los ecosistemas naturales, y "ya hay más microplásticos en los mares que estrellas en nuestra galaxia".

"De las islas remotas al Ártico, no queda ningún lugar intacto. Si se mantiene la tendencia actual, en 2050 nuestros océanos tendrán más plástico que peces. El mensaje de este Día Mundial del Medio Ambiente es simple: rechaza el plástico descartable. Si no puedes rehusarlo, rehúsalo. Juntos podemos trazar el camino hacia un planeta más limpio y verde", sentencia.

Naciones Unidas subraya que las personas pueden cambiar sus hábitos cotidianos para "reducir la pesada carga de la contaminación de los plásticos en nuestra naturaleza, en nuestra vida silvestre y sobre nuestra propia salud".

Según la ONU, cada año se usan 500.000 millones de bolsas plásticas en el mundo, en la última década se produjo más plástico que en todo el siglo pasado, el 50% del plástico es desechable o de un solo uso y se compra un millón de botellas plásticas cada minuto.

Se acabaron las bolsas gratis

En España, los comerciantes empezarán a cobrar a los consumidores entre 5 y 15 céntimos por cada bolsa de plástico dentro a partir del próximo 1 de julio, cuando obligatoriamente dejarán de ser gratuitas salvo las que son muy ligeras o las gruesas que contengan al menos un 70% de plástico reciclado.

Así se recoge en un real decreto aprobado el pasado mes de mayo por el Consejo de Ministros y en el que estuvo trabajando durante los últimos meses el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con el fin de incorporar al ordenamiento jurídico español una directiva europea de 2015 que pretende rebajar el consumo de bolsas de plástico ligeras no biodegradables.

A partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibida la entrega de bolsas de plástico fragmentables por contener aditivos y causar un mayor impacto ambiental, y todas las bolsas gruesas deberán contener al menos un 50% de plástico reciclado.

Por otro lado, la Comisión Europea presentó la semana pasada una propuesta de directiva para reducir los 10 productos de plástico de un solo uso. Pretende prohibir la venta de bastoncillos de algodón y cubiertos, platos y pajitas de plástico.