Karmele Marchante
Karmele Marchante junto a Miguel Such. ARCHIVO

Tras llevar una semana en Honduras, los concursantes de Supervivientes comienzan a darse cuenta de que tienen que buscar comida más ímpetu.

Tanto es así que Miriam Sánchez, la novia de Pipi Estrada, comienza a mirar con malos ojos a su compañera Karmele Marchante. "Imagínate que con el no comer nos volvemos caníbales y nos zampamos a Karmele", comentaba entre risas la ex actriz porno.

Miriam luce sin reparos sus tangas por la isla

Lo que se dice comer, no comen mucho, pero eso no le impide a la rubia seguir luciendo sus nalgas celulíticas al sol con la extensa colección de tangas que se ha llevado a la isla. Todas sus compañeras, excepto Karmele que no se despega de su neopreno, se han dejado seducir por esta moda donde parece que compiten por llevar la versión más mini de dicha prenda.

Felisa Gómez.De todas formas, el equipo que reside en Playa Uva parece tener la negra. A parte de que no se les seca la ropa, dado que tienen menos horas de sol, la única navaja que tenían se les ha roto partiendo un coco, dificultándoles más las cosas.

El equipo capitaneado por Patxi Salinas y el encabezado por Nekal Haidari se vieron las caras de nuevo durante uno de los juegos que les propone el programa, mientras los dos nominados de esta semana, Karmele y Miguel Such, fueron a la isla Cayo Timón.

¿Comiendo a escondidas?

Joselito.Los concursantes se sometieron a la primera prueba de líder donde tuvieron que conjugar velocidad, resistencia y audacia. La ganadora fue Lely Céspedes que como premio será líder durante una semana.

Durante la prueba, el "pequeño ruiseñor" dejó patente que eso de la velocidad tampoco es lo suyo. Ni corto ni perezoso, el cantante decidió darse un pequeño homenaje cuando llegó a la isla y se fue por su cuenta a merendarse unos mariscos.