Jóvenes, y con una sonrisa en la cara. Esa fue la puesta en escena del Orgullo Gay 2018 que este miércoles ha tenido su apertura oficial con el pregón, en una de las semanas más festivas del año para Madrid. En una edición en la que se recuerda la primera manifestación LGTBI, de la que se cumplen cuarenta años, los organizadores han querido escuchar también la voz de las nuevas generaciones.

Presentado por Javier Ambrossi y Javier Calvo (conocidos como los Javis), acompañados por los concursantes de Operación Triunfo 2017  Agoney y Marina, y con La Plexy como maetra de ceremonias, el discurso tuvo el innegable tono reivindicativo que la ocasión merecía. Los actores y directores estuvieron arropados también por una decena de jóvenes, reconocidos en múltiples disciplinas, todos ellos menores de 27 años.

"Son cuarenta años dedicados a la lucha por la igualdad y por defender nuestros derechos. Muchos se han dejado incluso la vida", esgrimió Javier Ambrossi. Por su parte, Javier Calvo pidió que se siga avanzando para que cada una de las "letras del colectivo" puedan seguir viviendo "en libertad". Las generaciones más jóvenes, según los Javis, son "el ejemplo de que se puede lograr un mundo mucho mejor".

Marina, de OT, pidió que el movimiento "saque las garras hacia el exterior" y se escuche a "todos". Además, reconoció que el colectivo tiene que gritar "más y más" por las personas que ya no pueden hacerlo. También pidió que se deje de "sexualizar a todas las mujeres lesbianas". Para ella, el Orgullo no es solo orgullo gay, sino "orgullo de todos". En este sentido, cree necesario "no comerse ninguna letra de los LGTB". La futbolista Mapi León recordó que hay países en los que hay personas LGTB que "tienen que huir" y se encuentran "las puertas cerradas". Sobre esto, puso el foco sobre el Mundial de Rusia, un país en el que los derechos del colectivo "se vulneran a diario".

"Tenemos que sentirnos orgullosos cada segundo"

Precisamente las personas trans centraron buena parte del pregón: "No somos invisibles", reiteraron los jóvenes sobre el escenario. "Estamos en 2018 y todavía este año la OMS ha tenido que eliminar la transexualidad de la lista de enfermedades mentales", sentenciaron. "Tenemos que levantar la voz, estamos hartos de escuchar que no hace falta un orgullo", expresó el waterpolista Víctor Gutiérrez. "Tenemos que estar orgullosos de lo que somos cada segundo de nuestra vida", dijo.

En el escenario también estuvieron miembros de los Gobiernos municipal y regional, como la portavoz del Ayuntamiento de Madrid y el consejero de Cultura de la Comunidad, Jaime de los Santos. Representantes de las asociaciones organizadoras (Gogam, Aegal y la Federación Estatal LGTB) dejaron un mensaje: "Hoy estamos aquí porque en el pasado otros y otras nos enseñaron el camino. Seguimos conquistando la igualdad".

Consulta aquí más noticias de Madrid.