Tras seis meses de negociaciones, la patronal y los sindicatos han pactado finalmente este lunes el texto del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), un acuerdo que tendrá una vigencia de tres años (de 2018 a 2020) y que sienta las bases de la negociación colectiva para unos diez millones de trabajadores asalariados en España.

En materia salarial hay pocas sorpresas sobre lo que ya se había anunciado en las últimas dos semanas: por un lado, el salario mínimo en convenio crecerá "de manera progresiva" a 14.000 euros brutos anuales hasta 2020, un avance que según estipula el preacuerdo firmado por los sindicatos UGT y CC OO y las patronales CEOE y Cepyme "deberá enmarcarse en los convenios colectivos existentes y vincularse a su renovación".

El segundo aspecto salarial del acuerdo es que los incrementos salariales de referencia para cada uno de los tres años de vigencia del acuerdo contendrán "una parte fija de en torno a un 2%" y "una parte variable del 1%" ligada a conceptos determinados en cada convenio, como la evolución de la productividad, resultados, absentismo injustificado.

Los sindicatos han logrado que la patronal acceda a incluir la palabra "en torno" en la parte fija porque los empresarios, antes, consideraban un alza "hasta el 2%" y eso, según denunciaban los representantes de los trabajadores, incluiría subidas mínimas del 0,01%. También han logrado las centrales sindicales que el cálculo de la subida variable se base en indicadores "cuantificados, medibles y conocidos por ambas partes". Es decir, que se base en criterios objetivables.

"El acuerdo debe suponer un revulsivo en la recuperación de salarios y derechos laborales. Toca plasmarlo en los convenios colectivos", dijo Unai Sordo a través de las redes sociales".

Y es que el alza porcentual firmanda no significa que a todo asalariado protegido por convenio le subirá el sueldo un 2% (o más si su sector es productivo), sino que las negociaciones de los más de 4.000 convenios que existen en España tendrán en cuenta estas cifras de referencia para negociar la renovación de los acuerdos. Sin este marco, la media de revalorización de los convenios estaba siendo este año del 1,56%, por debajo de la inflación media esperada en 2018 (el 1,6%).

¿Y qué pasa si la inflación se dispara por encima de los esperado y los asalariados pierden poder adquisitivo? Los sindicatos pedían en las negociaciones que existiese una cláusula de garantía salarial en los convenios para llevar la subida de los precios a las nóminas, pero finalmente el acuerdo solo incluye una mención de posibilidad. "Los convenios podrán establecer mecanismos de revisión salarial", dice el texto, que deja a los negociadores de los acuerdos la fijación del criterio.

Los agentes sociales califican el documento de cinco páginas firmado ayer como "preacuerdo" porque aún debe ser ratificado por los órganos de gobierno de los sindicatos UGT y CC OO y de las patronales CEOE y Cepyme. Pero difícilmente va a ser tumbado a nivel interno. La Junta Directiva de CEOE debería darle el visto bueno en su reunión de este martes, UGT pondrá en marcha una consulta a sus afiliados y CC OO lo ratificará en su Comisión Ejecutiva. A principios de julio, las cuatro organizaciones podrían contar ya con el beneplácito de sus organizaciones para formalizar el acto de la firma

La negociación de los agentes sociales parecía encallada en abril y todo indicaba que volvería a naufragar este año, tal y como había sucedido el año anterior. "Tiene mala pinta, llegar a un acuerdo sería milagroso", llegaron a comentar a 20minutos fuentes de la negociación. Sindicatos y patronal niegan que el cambio de Gobierno haya influído para desngrasar el acuerdo, pero lo cierto es que se cierra apenas 22 días después de llegar al poder Pedro Sánchez.

Ultraactividad y garantías en las subcontratas

La parte salarial es solo un parte del AENC. Quizás la principal, pero los sindicatos y la patronal han sellado hoy también esos famosos "flecos" que separaban sus posturas en los últimos días.

El acuerdo, por ejemplo, contempla la recuperación de la ultraactividad, una extensión que había limitado la Reforma Laboral del PP en 2012 al reducir la vigencia de un convenio a un año en caso de desacuerdo. El texto firmado, sobre este asunto, menciona que las partes comparten la "necesidad de que durante la negociación del convenio colectivo, estos conserven su vigencia". Si fuera necesario, dice el documento, se acudiría a un mediador. Pero el convenio no decaería.

Y luego están las propuestas bipartitas que necesitarán de la artimética parlamentaria (o de un decreto ley) para ponerse en marcha. Entre ellas, modificar el art. 42 del Estatuto de los Trabajadores sobre externalización de actividades. Las dos partes instan al Gobierno a "una nueva regularización" que "garantice las condiciones laborales" de los trabajadores subcontratados. La externalización, sugiere el texto, ha "incentivado la competencia desleal entre empresas" y "deteriorar las condiciones del empleo".

El resto de medidas que se pedirán al Gobierno

  • Favorecer alternativas al despido mediante la adaptación de jornada. El acuerdo propone "una nueva medida dirigida a mantener empleos en empresas con dificultades, propiciando reducciones temporales de jornada". Es decir, promoviendo modelos de flexibilidad interna pactada y no "flexibilidades basadas en temporalidad y extinción del contrato como forma de ajuste".
  • Reforma del marco regulador de la FP. Sindicatos y patronal se comprometen a "impulsar una reforma del actual marco regulador" de la Formación Profesional que contribuya a "proporcionar a los trabajadores las competencias necesesarias, atendiendo a las necesidades del tejido productivo y favorecer la productividad y competitividad de las empresas".
  • Crear un observatorio del absentismo. Este observatorio debe emitir en el plazo de "seis meses" un informe sobre la actual situación del absentismo en España a partir del cual realizar pruebas piloto para reducirlo.
  • Extinción del contraro por cumplir la edad de jubilación. Se instará al Gobierno a que realice los cambios legales que posibiliten el fin del contrato de un trabajador cuando llegue a la edad de jubilación siempre que esa persona tenga derecho al 100% de la prestación "con el fin de facilitar el relevo generacional".
  • Recuperar el contrato de relevo. Piden al Gobierno recuperar esta modalidad contractual "como elemento esencial para el traslado de conocimiento y rejuvenecimiento de las plantillas".
  • Reducir la brecha salarial de género. Sindicatos y patronal acordaron ayer pedir al Gobierno medidas para cerrar la brecha salarial de género.Los agentes sociales coinciden en "equiparar los permisos de paternidad/maternidad" y las "reducciones de jornada" para hacerlo equitativos, igualitarios e intransferibles. También instan en el acuerdo firmado ayer a estudiar "el impacto de género de los pluses y de los complementos salariales", así como desarrollar un "sistema de atención a la dependencia y a la infancia" para que la actividad profesional de las mujeres "no se vea tan afectada por estas contingencias".


¿Cómo han sido los últimos acuerdos de empleo?

  • I AENC (2010-2012)

Subida salarial de hasta el 1% en 2010, entre el 1% y el 2% en 2011 y del 1,5% al 2,5% en 2012. El empeoramiento de los efectos laborales de la crisis provocó su actualización antes de finalizar su vigencia.

  • II AENC (2012-2014)

Subidas no excederán del 0,5% en 2012, 0,6% en 2013 y hasta el 1% en 2014 en función del crecimeinto económico (si PIB no subía del 1%, el salario no crecería más del 0,6%, si lo hacía del 1% al 2%, el alza no excedería el 1%).

  • III AENC (2015-2017)

Incremento salarial máximo del 1% para 2015, del 1,5% para 2016 y entre el 0,6% y el 1,5% en 2017 en función de la evolución del PIB.

  • IV AENC (2018-2020)

Subida del salario mínimo en convenio a 1.000 euros en 14 pagas (14.000 euros brutos) y subida de referencia del 2% más un 1% variable.