Inmigrantes
Inmigrantes de origen subsahariano en el pabellón polideportivo de Tarifa, habilitado como albergue. A.Carrasco Ragel / EFE

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga, invitó este miércoles a España a acoger "las cuatro próximas barcazas" de inmigrantes que naveguen en el Mediterráneo porque, aseguró, no ha cumplido con sus compromisos.

"De acuerdo con el proyecto de reubicación España tendría que haber acogido a 3.265 solicitantes de asilo de Italia, pero hasta ahora sólo ha recibido a 235, por lo que puede acoger las próximas cuatro barcazas", dijo Salvini, que también es vicepresidente del Gobierno.

El ministro italiano se reunió en Roma con su homólogo Austria, Herbert Kickl (FPO, nacionalistas), y ambos comparecieron después en una rueda de prensa.

Salvini criticó a España y Francia por haber exigido en los últimos días solidaridad con las personas rescatadas en el Mediterráneo y haber rechazado las medidas duras que el político populista italiano está llevando a cabo para frenar la inmigración, entre ellas impedir el 10 de junio al barco Aquarius, con 630 inmigrantes a bordo, atracar en un puerto italiano.

La embarcación de la ONG francesa SOS Mediterráneo y de Médicos sin Fronteras finalmente fue acogido por el presidente de España, Pedro Sánchez, que ofreció el puerto de Valencia.

Compromisos sin cumplir

Salvini argumentó que Francia "debía haber acogido a 9.816 personas llegadas a Italia y solo ha recibido 640, por lo que le faltan 9.200", mientras que España tampoco ha cumplido con sus compromisos.

Condenó también que la nueva operación de Frontex en el Mediterráneo, llamada Themis, incluya "32 barcos", de los que aseguró que "30 son italianos", una cifra que a su parecer no refleja el carácter europeo que debería tener esta misión.

Salvini ya dijo el pasado 13 de junio en una comparecencia en el Senado que el Gobierno español tenía "amplio margen para ejercitar su solidaridad", tras el ofrecimiento de recibir al Aquarius en la ciudad española de Valencia (este).

"Agradezco a los amigos españoles su buen corazón", explicó entonces Salvini, al tiempo que matizó que el Ejecutivo de "Pedro Sánchez tiene amplio margen para ejercitar su solidaridad" ya que "solo cuenta con cerca 16.000 demandantes de asilo mientras que en Italia hay 170.000".