Deliveroo
Un repartidor de Deliveroo. DELIVEROO

Las plataformas digitales defiende su modelo. Glovo y Ubereats, por ejemplo, creen que el futuro en la economía digital pasa por que las personas trabajen para varias empresas simultáneamente. De este modo, estas dos empresas de la llamada economía colaborativa defienden el modelo laboral que ofrecen a sus repartidores ante las denuncias recibidas en España.

Sin embargo, en la primera sentencia contra el modelo rider, una jueza de Valencia ha declarado improcedente el despido de un repartidor de Deliveroo (plataforma que pertenece a RooFoods Spain S.L.) al considerar que trabajaba como asalariado y no como autónomo, como defendía la empresa.

¿Se están saltan la ley este tipo de empresas? Para esta jueza valenciana, sin duda. También para UGT, que ha puesto el dedo en la seguridad laboral. ¿Burlan las plataformas digitales la ley de prevención de riesgos laborales al considerar "autónomos" a sus trabajadores? Al sindicato no le cabe duda.

La secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Ana García de la Torre, cree que las plataformas digitales están burlando la ley de prevención de riesgos laborales al considerar "autónomos" a sus trabajadores. Asegura que las peores condiciones laborales a raíz de la reforma laboral de 2012 "inciden en un aumento de la siniestralidad laboral y en el aumento del número de accidentes laborales de tráfico".

"Prácticas de esclavitud"

En esta línea, destaca que los trabajadores temporales son los que sufren más accidentes, ya que "hay muchos incumplimientos en materia de salud laboral en este tipo de contratación y el miedo de los trabajadores a la no renovación de sus contratos les hace aceptar condiciones que conllevan mayores riesgos", según la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente.

Además, García de la Torre advierte que estas plataformas cometen un fraude en la contratación, ya que al ser tratados como trabajadores autónomos, "las disposiciones incluidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales no se aplican, se produce una externalización de la protección de la seguridad y salud en el trabajo".

Según la secretaria en este área de UGT, "las formas de trabajo se asemejan a prácticas de esclavitud". Así, bajo su punto de vista, frente a esto solo cabe "hacer cumplir la ley, que las empresas realicen las contrataciones correctamente, incluyendo las cotizaciones a la Seguridad Social y cumpliendo con la normativa referente a la protección de riesgos laborales de nuestro país".