Jane Birkin y Charlotte Gainsburg en Barcelona, con motivo del Primavera Sound
Jane Birkin y Charlotte Gainsburg en Barcelona, con motivo del Primavera Sound. PRIMAVERA SOUND

La actriz y cantante Jane Birkin, que actuará este sábado en el festival Primavera Sound de Barcelona, ha dicho sobre Je t'aime... moi non plus, su sensual éxito junto a su exmarido Serge Gainsbourg, que "aún hay gente que se siente a disgusto con la canción" pero que es "bastante divertido 50 años después".

Este jueves y en rueda de prensa, la cantante -junto a su hija Charlotte Gainsbourg, que actúa por la noche- ha explicado que cuando Serge Gainsbourg le pidió que la interpretara, la cantó "porque no quería que la cantara nadie más" después de oírsela a Brigitte Bardot.

"No la canté porque fuera bonita", ha agregado, sino porque no quería que Gainsbourg, del que entonces estaba "muy enamorada", ha dicho, estuviera en un estudio encerrado con una actriz tan guapa.

Después le llegaron los vetos a la canción. Primero, de la BBC y de la Iglesia, y después de un restaurante de París, donde al ponerla todos los comensales dejaron de comer. Fue entonces cuando se dieron cuenta de que habían alumbrado un éxito. Incluso en un concierto en Francia no hace mucho tiempo le pidieron a Birkin que no la interpretase ni en versión instrumental.

"Uno tiene que suponer que hay gente que aún se siente a disgusto con ella", ha dicho, señalando que sucede 50 años después de que la alumbrara.

Preguntada sobre el movimiento #MeToo y el acoso sexual, su hija Charlotte Gainsbourg ha dicho que desde sus ojos franceses aprecia "exageración" en estos casos, que deberían verse de forma más moderada, criticando que se pueda destrozar a alguien en las redes sociales. Además, ha agregado: "Aún creo en los juicios normales y en si alguien es culpable o no".

Los daños colaterales y mujeres valientes

Birkin, con doble nacionalidad británica-francesa, ha lamentado que se produzcan falsas denuncias que terminan con carreras profesionales, como un caso que ha dicho conocer en particular, pero que no ha desvelado. Sin embargo, ha destacado: "Supongo que cualquier revolución tiene daños colaterales", y ha alabado el papel de las mujeres valientes que lo han denunciado.

Birkin ha llamado la atención también sobre cómo "las mujeres educan a sus hijos" y ha considerado que aquellas que son acosadas en el trabajo deben de pasarlo muy mal.

Sobre el concierto que dará este sábado en el festival junto a los 60 músicos de la Orquestra Simfònica del Vallès en base a su trabajo Birkin/Gainsbourg: Le Symphonique, ha dicho que es maravilloso, y le resulta "tan bonito como volar".

Birkin ha destacado la belleza de este recital y ha desvelado que en una ocasión en Canadá no pudo poner la voz y aún sin ella tuvo un resultado "maravilloso".