Podemos da por zanjada la polémica del chalet y elude la autocrítica

  • La dirección ve "histórico" el apoyo a Iglesias y Montero en pleno debate sobre la compra de su chalet.
Irene Montero y Pablo Iglesias, portavoz parlamentaria y secretario general de Podemos, respectivamente, en el Congreso de los Diputados.
Irene Montero y Pablo Iglesias, portavoz parlamentaria y secretario general de Podemos, respectivamente, en el Congreso de los Diputados.
EFE

Podemos da por zanjada la crisis del chalet de sus líderes y pide pasar página para concentrar todas las fuerzas en sacar al PP y a Mariano Rajoy de la Moncloa, con la moción de censura presentada por el PSOE como escenario inmediato.

Un día después de conocerse los resultados de la consulta a las bases que, por un 68% de votos a favor, ratificaron en sus cargos y escaños a Pablo Iglesias e Irene Montero, secretario general y portavoz parlamentaria de la formación morada respectivamente, ambos dijeron que la polémica sobre su vivienda de más de 600.000 euros en Galapagar (Madrid) está ya cerrada y evitaron la autocrítica por el 31% de votantes que reclamaron su dimisión.

En una entrevista en Radiocable, Iglesias dijo que no tiene "nada" de lo que arrepentirse y sacó pecho de los resultados de la consulta:"No hay ningún dirigente político en España que haya obtenido casi 130.000 apoyos", presumió.

Montero, por su parte, aseguró en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados que los inscritos han cerrado la polémica "con contundencia, por cómo han participado y cómo han votado".

Preguntados por su respuesta a los inscritos que pidieron su marcha, echaron balones fuera y no precisaron en demasía, más allá de reconocer que "toman nota". Iglesias concedió que hubiera querido tener un "apoyo más amplio" en la votación, pero subrayó que la principal lección que extrae de este episodio es que en Podemos tienen que ser "más prudentes" porque "decisiones legítimas pueden servir al adversario". "Con nosotros no se actúa igual que con el resto", insistió.

La portavoz parlamentaria, a preguntas de los periodistas, subrayó que el apoyo que han obtenido es "mayor" que el obtuvo el equipo de Iglesias en Vistalegre II, y recalcó que  "el asunto está zanjado".

Fuentes de la dirección estatal de Podemos consultadas por 20minutosponen el acento en que la participación ha sido "histórica" y en que "ha superado claramente el registro de Vistalegre II", pese a que los "sectores críticos" apostaban por no participar en la consulta.

'Kichi': "Tenemos que caminar juntos"

Ayer, uno de esos críticos, el alcalde de Cádiz, José María González, ‘Kichi’, escenificó el cierre de filas, pidió ver con normalidad los disensos y centrarse en sacar al PP del Gobierno. "Tenemos que caminar juntos", agregó ‘Kichi’, que calificó de "buenas" sus relaciones con Iglesias y Montero. Además, apuntó que el disenso es "habitual" en Podemos y "muy sano", y aclaró que él fue crítico a título personal, y no como representante de Anticapitalistas.

Preguntados por los motivos a los que achacan la elevada participación, cargos de la dirección de Podemos creen que se debe a que los inscritos "han entendido que era un momento muy importante"y que "también ha influido que los medios hayan convertido esto en un asunto de debate permanente".

Además, en la misma línea que Iglesias y Montero en público, la dirección de Podemos no hace propósito de enmienda por ese  31% de votos en contra, que se ha registrado  sin que existiera una campaña formal por el ‘no’ ni rivales de Iglesias y Montero por sus cargos. "Aunque nadie pida el ‘no’, el antagonista del ‘sí’ es siempre el ‘no’. Cuando planteas una pregunta, ambas están enunciadas", argumenta un dirigente.

El resultado "ratifica" el respaldo a Iglesias y Montero

Preguntados por el aparente descenso de los apoyos a Iglesias, que en Vistalegre II logró un 89% de votos en la competición por la Secretaría General y ahora ha sido respaldado por el 68%, estas fuentes replican que, en realidad, el respaldo logrado entonces se ha "ratificado" e incluso"aumentado", porque los documentos presentados por la candidatura pablista lograron entonces menos del 60% de los votos, ocho puntos menos que los que ha tenido el sí en esta consulta.

"Pedro [Sánchez] ganó las primarias del PSOE con poco más del 50%. Pablo e Irene, en un momento reputacional complicado, muy concreto y desfavorable, han logrado un apoyo enorme", dicen estas  fuentes, que consideran que si el porcentaje de respaldo hubiera sido mayor, Podemos no sería "un partido crítico" sino una formación "que actúa al dictado" de sus principales figuras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento