El único imputado preso en España que queda por juzgar por su participación en los atentados del 11-M, Moutaz Almallah Dabas, podría salir de la cárcel si no es juzgado en breve, así lo asegura el diario El País en su edición de hoy.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene previsto solicitar inmediatamente al juez que dicte el auto de procesamiento en su contra. Moutaz es hermano de Mohannad Almallah Dabas, condenado a 12 años de prisión por pertenecer a la célula yihadista vinculada con los atentados.

Extraditado el 8 de marzo

El sirio Moutaz Almallah Dabas, presunto colaborador de la célula que perpetró el 11M, fue extraditado desde Londres el 8 de marzo de 2007.

El País explica que lleva en prisión casi tres años en el Reino Unido y España por lo que urge la celebración de su juicio, que se dijo iba a celebrarse en solitario una vez el Tribunal Supremo resolviera los recursos interpuestos contra la sentencia del 11-M.

Moutaz podría terminar saliendo libre si se cumple el plazo máximo de cuatro años de prisión preventiva establecido en la ley.