Eva Longoria
Eva Longoria celebra el 'baby shower' de su primer hijo con sus amigas. AMAZON

Fiesta de pijamas ha sido la temática escogida por Eva Longoria para celebrar con una baby shower la llegada del que será su primer hijo. Entre las invitadas vips del brunch que organizó la ex protagonista de Mujeres Desesperadas en la Lombardi House de Los Ángeles se encontraban Melanie Griffith, Sofia Bush, Elizabeth Banks y Roselyn Sánchez.

Amigas y familiares de Longoria pudieron disfrutar de servicios de belleza -como manipedis-, photocalls con la futura mamá y juegos de preguntas y respuestas. Normalmente, en las baby shower se desvela el sexo del bebé, pero la actriz ha querido mantener el misterio así que escogió el amarillo como el tono predominante en la decoración de la fiesta.

Dulces, globos, osos de peluche y hasta en las flores aparecían las palabras 'Baby Baston' (el empresario José Bastón es el marido de la actriz) porque tampoco se sabe cuál será el nombre del bebé. Al final de la fiesta, el marido de la actriz hizo una aparición sorpresa que provocó que ella se emocionase.

En nuestro país, hace ya algunos años que sucumbimos a esta moda yanqui tan popular entre las famosas en la que se le entregan regalos a la futura mamá que puedan serle útiles durante la maternidad. Pañales, ropita, un coche de bebé, juguetes...

Sin embargo, cada vez son más las críticas hacia este tipo de celebración que es considerada por muchos como sexista y absurda. Los detractores mencionan el hecho de los hombres no están invitados. No hay una norma escrita, pero a este tipo de fiestas solo se invita a las amigas y familiares femeninas de la embarazada.

Seguimos con el cátering o la decoración que se usa en estos eventos que cae en los estereotipos de género. La paleta cromática se reduce la mayoría de las veces a rosa para niña y azul si es un niño. Pistolas para él, perlas para ella. Campos de fútbol ellos, diseños de bailarinas para ella.

La hermana pequeña del clan Kardashian, Kylie Jenner, celebró el baby shower de su hija Stormi como si fuera un bodorrio. Rosas y pétalos rosados esparcidos por el césped y un gran escenario en el que el rosa era el gran protagonista. El dress code era ir de pijama y para que los invitados fuesen bien uniformados se les entregaba a su llegada una pieza de seda y unas zapatillas.

¿Es positivo para los niños comenzar con estas distinciones incluso antes de nacer? Aunque no hay ninguna razón por la cual los padres no deberían sentirse entusiasmados con la perspectiva de descubrir el sexo de su bebé, eso no significa necesariamente que sea correcto asociar a su bebé con estereotipos específicos desde el primer momento.

Recientemente, la actriz Kate Hudson comunicó en redes sociales que esperaba una niña con un vídeo reventando cuatro enormes globos de los que salía confeti rosado. Los expertos señalan que desde una edad muy temprana, los niños están condicionados a adherirse a los estereotipos de género.

SURPRISE!!! 🤱 If you’ve wondered why I’ve been so absent on my social channels it’s because I have never been more sick! It was the most sick first trimester of all my children. Boomerangs have made me nauseous, Superzoom is an easy way to have my head in the toilet, food instagrams make me queezy and thinking too much about insta stories made me even more exhausted than I already had been. If you’ve seen me out and about smiling and pretending like everything is amazing...I was lying! BUT! I have broken through on the other end of that and rediscovering the joys of insta/snap. We have been trying to keep this pregnancy under the radar for as long as possible but I’m a poppin now! And it’s too darn challenging to hide, and frankly hiding is more exhausting then just coming out with it! My kids, Danny, myself and the entire family are crazy excited! A little girl on the way 💕

Una publicación compartida de Kate Hudson (@katehudson) el6 Abr, 2018 a las 10:15 PDT

Por ejemplo, a los varones se les alienta a interesarse por el fútbol, mientras que a las niñas se las inscribe en clases de ballet. "El sexo de un niño o una niña no debe determinar en qué aficiones deben participar, qué colores prefieren o cuáles serán sus aspiraciones en la vida", recuerdan los psicólogos.

La psicóloga Margarita Montes del centro de psicología Álava Reyes explica que si se quiere ofrecer una educación en igualdad, los padres deben de revisar y ser autocríticos con los mensajes que se transmiten en casa en cuanto a "lo que hacen los chicos y lo que es de chicas..." 

"Cuantos menos de estos mensajes haya, implícitos o explícitos, más probabilidad de que hijos e hijas elijan libremente lo que les gusta", añade la experta. De esta manera, los niños no estarán condicionados "por lo que se espera de ellos/as, por ser niño o por ser niña".

Shiloh Jolie-Pitt, quiere ser un niño

Entre los tres y cinco años, los niños desarrollan su identidad de género y comienzan a comprender lo que significa ser hombre o mujer. "A medida que crece va adquiriendo una identidad sexual (soy niño o soy niña) en función de su cuerpo y de sus peculiaridades biológicas (diferencia en los genitales) y, a la vez, adquiere una identidad de género que supone la asimilación de los roles que se derivan de cada uno de los sexos en la sociedad en que se encuentra el sujeto", detalla Montes.

La primera hija biológica de Brad Pitt y Angelina Jolie, Shiloh Jolie-Pitt ha sido centro de atención desde su nacimiento en 2006 y con los años, ha seguido acaparando portadas, pero por su apariencia masculina. Sus padres siempre se han mostrado abiertos sobre dejarla ser quien ella quiere ser. "Nunca sería el tipo de padre que forzaría a alguien a ser algo que no es", contaba Jolie a Reuters cuando Shiloh tenía solo cuatro años.

En sus últimas apariciones públicas sobre las alfombras, Shiloh, que ya tiene 12 años, lleva trajes, a diferencia de sus hermanas Zahara y Vivienne que prefieren usar vestidos. "Quiere ser un niño y tuvimos que cortarle el pelo", contó la actriz a Vanity Fair en 2010. Y, por lo visto, solo quiere que le llamen "John o Peter", confensaba Pitt durante una entrevista con Oprah Winfrey.

#bradpitt #shilohjoliepitt #shiloh #zaharajoliepitt #bradpittkids #joliepittkids #joliepittfamily

Una publicación compartida de Shiloh Jolie Pitt Info (@shiloh.jolie.pitt.info) el4 May, 2018 a las 10:46 PDT

La preferencia de las chicas por las actividades femeninas aumenta hasta los cinco o seis años, pero a partir de ahí suele disminuir y "prefieren más las consideradas masculinas", señala la psicóloga del centro de Álava Reyes. Además, las niñas "son más flexibles en sus conceptos tipificados por sexo". Es decir, consideran "más actividades y conductas (manera de vestir inclusive) igualmente apropiadas para ambos sexos".