Ni los más rápidos y furiosos han podido contener a la fuerza del equipo de los Vengadores, que se han convertido con su batalla contra Thanos en el mejor estreno de la historia del cine con los resultados en taquilla de su primer fin de semana en cartelera, recaudando un total de 630 millones de dólares.

Desbancan así a Fast & Furious 8, que ostentaba el récord con unas ganancias de 541 millones de dólares en el primer fin de semana de su lanzamiento. Y eso que Vengadores: Infinity War contaba con menos espectadores potenciales pues no se estrenará en China hasta el próximo 11 de mayo.

Tras este récord de recaudación a la última película de la saga de Marvel le queda sólo conquistar el trono de la película más taquillera de la historia (recaudación total, no sólo el fin de semana del estreno) que hasta ahora tiene Avatar, de James Cameron, con 2.185 millones de recaudación.

Un ranking en el que la saga de los Vengadores ya tiene tres películas colocadas entre las diez que más butacas vendieron: Los Vengadores (1.518 millones de dólares), Vengadores: La era de Ultrón (1.405 millones) y la recién estrenada Black Panther (1.328 millones).

Este debut en taquilla del nuevo filme de Disney no habría podido ser posible sin los 83 millones de dólares recaudados el sábado en Estados Unidos, lo que supone el mejor sábado en taquilla de toda la historia, ni sin los 250 millones de dólares en total recaudados durante el fin de semana en el mercado estadounidense, donde ha sido el estreno más importante de todos los tiempos, adelantando a Star Wars: El despertar de la fuerza, que recaudó 248 millones de dólares en su estreno.