Rueda de prensa de Román Escolano, Iñigo Méndez de Vigo y Cristóbal Montoro
Rueda de prensa de Román Escolano, Iñigo Méndez de Vigo y Cristóbal Montoro EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Programa de Estabilidad Presupuestaria de España 2018-2021 que remitirá el lunes a Bruselas y que incluye una previsión de un crecimiento medio próxima al 2,5% en ese período pero que, en cambio, augura que España no registrará superávit hasta 2021.

El país saldría del desequilibrio fiscal después de 14 años con unos números verdes del 0,1% —unos 1.100 millones de euros— pero, hasta entonces, seguirá habiendo un desajuste entre ingresos y gastos públicos.

El déficit cerrará en 2018 según los augurios del Ejecutivo en el 2,2% —nueve décimas menos que en 2017— a pesar de que los Presupuestos de este año contemplan un repunte del gasto, entre otros motivos, por el reciente anuncio de la subida generalizada de las pensiones del 1,6% que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, admite que supondrá 1.500 millones más de gasto este año y 1.800 millones en 2019.

"Es una cifra importante en nuestra economía, pero tenemos un margen de ahorros que nos permiten financiar esa cifra", apunta el ministro. El Gobierno no realizará ajustes adicionales para financiar ese exceso de gasto, así que confía en que el crecimiento económico permita absorber ese exceso de gasto adicional en prestaciones a los jubilados, viudad e incapacitados... sin dejar de cumplir el déficit.

Ningún organismo oficial es tan optimista como el Gobierno. Bruselas y la OCDE prevén un desajuste el 2,4% mientras que el FMI y el Banco de España lo elevan al 2,5%.

El ministro de Economía, Román Escolano, ha destacado por su parte que se trata de previsiones "prudentes" y "realistas" que confirman que se recuperará todo el empleo perdido durante la crisis. La nueva proyección estima un crecimiento del 2,7% este año, del 2,4% en 2019, del 2,3% en 2020 y del 2,3% en 2021.

En lo relativo al desempleo, augura una tasa de paro del 15% para el ejercicio actual, que descenderá los años sucesivos, hasta el 13,4% en 2019, al 12% en 2020 y al 10,7% en 2021, con una reducción de 5,9 puntos en el periodo 2017-2021. De este modo, no se volverá a los niveles de paro previos a la crisis hasta el año 2021.

Así, la cifra de ocupados alcanzará los 19,9 millones el año que viene, y se superará el objetivo de 20 millones de afiliados en 2020 (20,3 millones) y seguirá en 2021 (20,7 millones). De 2018 a 2021 se crearán en total 1,7 millones de empleos y el número de parados bajará en 1,3 millones. En cuanto a la evolución de la deuda pública, este año se situará en el 97% del PIB y se reducirá al 95,3% en 2019, al 92,4% en 2020 y al 89,1% en 2021.