El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha entregado este martes en el Congreso el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018 y comenzarán su tramitación parlamentaria bien entrado su ejercicio de aplicación, donde en los próximos meses se sucederán comparecencias de ministros, enmiendas para pedir su retirada, otras para incluir ciertas partidas y, finalmente, la votación en el Senado.

Montoro asegura que las cuentas son fruto del acuerdo con los agentes sociales y pensados para mejorar las rentass de 13 millones de pensionistas, funcionarios y asalariados. Todo se incluye en el "libro amarillo" que Montoro ha entregado a la Presidenta del Congreso, Ana Pastor, en el que se recogen las novedades anunciadas por el Gobierno la semana pasada para estos colectivos... y que muestran que pensiones, paro e intereses suponen el 55% de todo el Presupuesto público; es decir, 194.083 millones de los 354.224 millones de gasto contemplado.

"Son unos buenos presupuestos que benefician a mucha gente y no perjudican a nadie", ha afirmado este martes Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno defiende que "sirven para que la recuperación llegue a las personas que lo han pasado peor en la crisis" y asegura que hablará "con todas las fuerzas políticas que quieren colaborar" porque hay otros "que no quieren colaborar de ninguna de las maneras y no se cansan de decirlo".

El Gobierno necesita el apoyo del PNV y de los regionalistas canarios para sacar las cuentas adelante el 25 y 26 de abril, cuando se debatirán las enmiendas a la totalidad. Podemos considera las cuentas "una tomadura de pelo", insta al PNV a no apoyarlos, y al PSOE que no permita que su socio electoral de Nueva Canarias, el diputado Pedro Quevedo, permita que salgan adelante, como ocurrió con las cuentas anteriores.

Estas son las principales partidas para las cuentas de este año.

1. Se dispara un 12,7% el gasto en infraestructuras

La inversión en infraestructuras se disparará un 12,7%, hasta situarse en 8.487 millones, a lo que se sumarán los recursos para construir infraestructuras que también aportan Adif, Aena, Enaire o Puertos del Estado. Las infraestructuras de transporte acaparan el 86% de esta inversión y el grueso de los recursos se destinarán a construir líneas de AVE y carreteras, que coparán más de las dos terceras partes, el 68,4%.

  • Ferrocarril. Se dedicarán 3.727 millones a inversión en ferrocarril, un 21,9% más: se continuará con la construcción de los corredores en marcha, el Corredor Mediterráneo, el AVE a Galicia, la 'Y' vasca y el corredor a Extremadura, entre otros, así como obras para modernizar la red y estaciones de Cercanías.
  • Carreteras. Las carreteras serán la segunda partida de la inversión presupuestaria en infraestructuras, dado que contará con 2.078 millones, un 8,6% más. A esta inversión pública se sumará la privada que Fomento levantará a través del Plan Extraordinario de carreteras: 5.000 millones a tres años con el que prevé construir 2.000 kilómetros. De la inversión total en carreteras, 952 millones irán a acondicinamiento y mejora de la red.

2. Menos gasto en desempleo y 500 millones para la ayuda a jóvenes

Como consecuencia de la reducción del desempleo, se destinarán un 3,4% menos de dinero al pago de prestaciones por desempleo: 17.702 millones o lo que es lo mismo, el 5% del gasto en 2018. Además, el SEPE verá este año recortado su presupuesto un 1,6%, hasta 23.606 millones, por "el buen comportamiento del mercado laboral", dice el Gobierno.

Las políticas activas de empleo dispondrán además de 5.716 millones, un 3,9% más que responde principalmente, al incremento en las partidas destinadas a financiar bonificaciones a la contratación, formación profesional para el empleo y oportunidades de empleo.

Asimismo, la ayuda para contratar jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil —que dará 430 euros mensuales a jóvenes que estudien y trabajen y 250 euros a empresas que hagan indefinidos a los beneficiarios de estas ayudas— contará con una partida de 500 millones.

3. Rebaja fiscal media de 440 euros en el IRPF para las rentas bajas

Los Presupuestos prevén una recaudación tributaria de 210.015 millones, un 6% más, repartido entre otros con un alza del 6,5% en los ingresos por IRPF (82.056 millones), un 4,8% más en Sociedades (24.258 millones), un 5,6% más en IVA (71.575 millones) y un 6,4% más de recaudación por impuestos especiales (21.612 millones).

  • Rebaja de 440 euros de media a las rentas bajas. La exención de pagar el IRPF a las renta inferiores de 14.000 euros anuales (ahora es del 12.000) y la rebaja del impuestos a los salarios de entre 14.000 y 18.000 euros, supondrá un menor ingreso de 700 millones al Estado, pero una rebaja media fiscal de 440 euros a los 3,5 millones de contribuyentes beneficiados (de los que un millón son pensionistas). La rebaja se aplicará cuando se aprueben los presupuestos, así que solo tendrá efecto de medio año. Un jubilado soltero con pensión de 14.500 euros disfrutará de un ahorro fiscal de 408 euros y uno casado con prestación de 16.500 euros tendrá un ahorro de 378. Ambas cifras se duplicarán el próximo año.
  • Ayudas a la natalidad. Se incrementa en 600 euros la deducción por hijo que supere el mínimo establecido para las familias numerosas, y habrá una ayuda de guardería que permitirá la deducción de hasta un máximo de 1.000 euros por año para las madres trabajadoras por gastos de guardería de niños entre cero y tres años. También se amplían los impuestos negativos o cheques familiares actuales, con una nueva deducción de 1.200 euros anuales por cónyuge con discapacidad. Todas estas medidas costarán 2.208 millones y llegarán a 4,1 millones de personas.
  • Rebaja del IVA al cine. La entrada en las salas cinematográficas pasa de tributar del 21% al 10%, lo que contribuye, según el Gobierno, al acceso y difusión de la cultura, al tiempo que ha advertido a los empresarios cinematográficos que trasladen esta reducción al precio de las entradas y no vaya a mejorar sus cuentas de resultados. El Gobierno estima que dejará de ingresar 70 millones de euros con esta medida.
  • Crecen un 62% los beneficios fiscales para las empresas. El presupuesto de beneficios fiscales asciende a 34.825,11 millones, un 9,3% más. Los beneficios en el IRPF apenas subirán un 0,7% —sobre todo por rendimientos del trabajo y arrendamientos de viviendas— pero los del Impuesto de Sociedades crecerán un 62% respecto a 2017.

4. Suben las pensiones y habrá otro préstamo para pagarlas

El presupuesto de gastos de la Seguridad Social será de 148.382 millones de euros (+4%) frente a unos ingresos previstos de 129.736 millones (+3%), por lo que el Gobierno estima que el déficit de la Seguridad Social se situará este año en el 1,1% del PIB.

Los ingresos por cotizaciones alcanzarán los 114.916 millones (+3,9% más) y no alcanzarán para cubrir el gasto. A la vista de la situación financiera del organismo —que aún soporta un déficit del 1,5% del PIB— el Estado concede un préstamo de 15.164 millones para evitar que se vacíe del todo un Fondo de Reserva del que este año se sacarán otros 3.826 millones. En 2017 el préstamo fue inferior (10.192 millones).

El gasto en pensiones seguirá siendo el más amplio: un 40,9% del gasto total, cuatro décimas más que el año pasado. En 2018 supone un desembolso de 144.834 millones (+3,7% ) e incluye en este alza las subidas a las pensiones contributivas, mínimas y de viudedad, que beneficiarán a más de 5,7 millones de pensionistas y que tiene un coste estimado de 1.097 millones.

  • Contributivas. Los 1,5 millones de pensionistas que cobran menos de 9.800 euros anuales verán subir su pensión un 1,5%; y los 900.000 adicionales que cobran menos de 12.040 euros anuales, un 1%. Estos colectivos verán subir su pensión unos 100 euros de media. Se destinará 127.110 millones a pagar las pensiones contributivas, un 3,5% más que en 2017, como consecuencia del mayor número de pensionistas, la subida a las más bajas y la revalorización general del 0,25% aplicada a comienzos del ejercicio.
  • Mínimas. Se incrementarán un 3%, lo que implica un aumento medio de 250 euros al año para unas 2,4 millones de personas.
  • Viudedad. Elevarán dos puntos la base reguladora (del 52% al 54%) hasta una subida media de 450 euros al año. La actualización de las pensiones más bajas y de viudedad supone un gasto de 1.000 millones de euros. 

5. Más gasto social y más ayuda a la dependencia

El gasto social asciende a 55,6 euros por cada 100 euros gastados (frente a los 55,5 euros del año pasado) y —además de las pensiones y de las prestaciones por desempleo— los servicios sociales se llevarán 0,7 euros de cada cien (igual que el año pasado); el fomento del empleo, 1,6 euros (igual); el acceso a la vivienda, 0,1 euros (igual), y la administración de la seguridad social, 1 euro (1,2 euros).

  • Ampliación del permiso de paternidad. La dotación para proteger situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia natural aumenta un 4,5%, hasta los 2.559 millones de euros, por el crecimiento esperado en el número de beneficiarios y la ampliación de cuatro a cinco semanas del permiso de paternidad.
  • Dependencia. El importe destinado a la atención a la dependencia será de 1.401 millones, de los que 1.308 millones corresponden a la financiación del mínimo garantizado por el Estado.
  • Incapacidad Temporal. Se destinan un 7.980 millones de euros, un 14,2% más que en 2017, al pago de subsidios por incapacidad temporal. El Gobierno precisa que en años anteriores se había producido una notable disminución del gasto en esta prestación, pero desde 2014 se observa una tendencia creciente del gasto en paralelo al aumento de la afiliación. El Ejecutivo prevé que esta tendencia se mantenga este año.
  • Violencia de género. Se incluye una partida de 80 millones destinada a poner en marcha el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género. Esta cantidad es para implementar las primeras medidas del pacto, que dependen exclusivamente de la Administración General del Estado.

6. El sueldo de los funcionarios subirá un 1,75%... incluído el Gobierno

El proyecto de Ley de Presupuestos recoge el aumento de las retribuciones de los empleados públicos del 1,75% frente a la subida del 1% realizada en 2017. La tasa de reposición de vacantes se situará este año en el 100% en sectores considerados prioritarios y estará por encima de este porcentaje en el caso de los servicios públicos que se consideran esenciales. Los miembros del Gobierno también disfrutarán de la subida.

El acuerdo plurianual de subida salarial para los tres próximos años establece con una subida fija del 2,25% para el próximo año y del 2% para 2020, a la que se sumaría otra parte variable ligada a la evolución del PIB. De hecho, según el acuerdo, esta parte variable podría aportar, si se cumple la previsión de crecimiento del Gobierno, un alza adicional de hasta el 0,25% en 2019 y de hasta el 1% en 2020.

7. Más dinero para comunidades y ayuntamientos

Las administraciones territoriales recibirán 123.250 millones (un 3,6% más que en 2017) en concepto de recursos de financiación. Las comunidades recibirán 105.020 millones (4.000 más este año, un +4%) y las corporaciones locales 18.230 millones (248 más, un 1,4%).

El Gobierno prevé incrementar además un 15% las inversiones en las autonomías, hasta los 14.823 millones. Los ascensos son fuertes en Castilla-La Mancha (37,5%), Cantabria (36%) y el País Vasco (33,4%), pero también en Andalucía (27%), Extremadura (27%) o Madrid (24%) y con Cataluña por encima del incremento medio (17,3%). Sólo se reduce la inversión en dos comunidades: La Rioja y Navarra. El País Vasco, de este modo, se lleva el doble de crecimiento de la inversión que Cataluña... justo cuando el Gobierno necesita del apoyo del PNV para aprobar las cuentas.

También habrá facilidades para que comunidades y ayuntamientos endeudadas con la Administración y que hayan sido "cumplidoras" puedan reestructurar su deuda, con incentivos a los créditos y a las condiciones financieras.

7. Otras áreas

  • Menos pago de intereses por deuda. El Gobierno prevé que la deuda pública baje al 97,6% del PIB y eso permitirá pagar 8,9 euros de dinero público de cada cien, frente a los 9,3 euros de 2017. Puesto en cifras, la estimación es que los intereses de la deuda soberana asciendan a 31.547 millones, por los 32.171 millones del año pasado, por lo que los intereses de la deuda descienden un 1,9%. Pese a la contención, la cifra es más del doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones), cuando la deuda pública no representaba más del 34,3% del PIB.
  • Más dinero para la AEAT y para la AIReF. La Agencia  Tributaria contará con 1.088 millones, un 2,7% más que el año pasado y acapara casi el 15% del total de las partidas presupuestarias de los organismos públicos que forman parte del sector estatal. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) verá crecer su presupuesto a 7,04 millones, un 50,6% más, para hacer una revisión integral del gasto público, tal y como se comprometió España con la Comisión Europea. La CNMC sigue siendo el organismo con más dinero: 3.810 millones, el 50,9% del total.
  • Más subvenciones para el transporte. Se situarán  en 2.109 millones, un 48,9% más. Renfe Viajeros recibirá 1.009 millones de compensación a las obligaciones de servicio público, la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona recibirá 109 millones; la Comunidad Autónoma de Canarias se lleva 48 millones y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, 127 millones. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, calificado de "intolerable" y de "ignomini" que no se incluya la subvención a la Autoridad Metropolitana de Transporte de València.
  • Más dinero para la Sanidad, Educación y Cultura. La dotación para políticas de Sanidad asciende a 4.251 millones, un incremento del 3,9%. El gasto en educación se incrementa un 3%, hasta 2.600 millones de euros, dedicando al apartado de becas 50 millones más (veinte de ellos para el programa de "becas de excelencia"). El programa de becas y ayudas a estudiantes representa el 60,6% del total de la política y estará dotado con 1.470 millones de euros. La política cultural española tendrá este año un presupuesto inicial de 838 millones de euros, un 4,4% más.
  • Apenas crece el dinero para la vivienda. La política de vivienda contará con una dotación de 473 millones, un 1,3% más que la cuantía contemplada para 2017. De este importe, el 94,4% corresponde a las dotaciones para la promoción, administración y ayudas para la rehabilitación y acceso a la vivienda, entre las que se encontraría las ayudas al alquiler recogidas en el Plan de Vivienda para el periodo 2018-2021.

8. Politicas de gasto, por ministerio

  • Defensa. Su presupuesto crece un 6,38%, hasta los 9.255 millones de euros, y alcanza el 0,92% del PIB, un porcentaje aún lejano del 2% comprometido para 2025 con la OTAN (aunque superior al 0,81% en 2016 y 0,91% en 2017. Se incluye como novedad una partida de 300 millones para operaciones de mantenimiento de la paz, una cuestión que siempre se reflejaba en el Fondo de Contingencia y no en Defensa.
  • Interior eleva su partida para la equiparación salarial de sus agentes. Su presupuesto de 8.418 millones (un 6,4% más que en 2017) servirá para iniciar la equiparación salarial de policías nacionales y guardias civiles con los agentes autonómicos, y para fijar una tasa de reposición del 115% en los cuerpos de seguridad.
  • Justicia aumentará su presupuesto, sus jueces y fiscales. Los presupuestos para políticas de Justicia  ascienden a 1.781 millones, un 3,2% más que el año anterior aunque este incremento representa menos de la mitad que en 2017, cuando las cuentas aumentaron un 7,6%. Se crearán 300 nuevas plazas de jueces y fiscales —que se suman a las más de 3.000 plazas de funcionarios de Justicia que previsiblemente se convocarán a lo largo de este año-, la justicia gratuita crece un 33% hasta 49 millones, pero la transformación digital reduce su partida de 150 millones a 132.
  • Industria y Energía. Estas políticas contarán con 5.768 millones, un 6,2 % más. Entre otras medidas, se destinan 300 millones al IDAE para impulsar la eficiencia energética y las energías renovables, 50 millones en ayudas a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible, 871 millones (cuatro menos que en 2017) para reconversión y reindustrialización.
  • Turismo. El Gobierno destinará 336 millones al programa de coordinación y promoción del turismo, un 5,1% más. La partida de Turismo se engloba en los 900 millones destinados a las políticas de Comercio, Turismo y Pymes para el próximo año.  El Instituto de Turismo de España dispone para el año 2018 de un presupuesto de 88 millones, un 8,3% superior al año anterior.
  • Agricultura y Pesca. Se eleva un 1,3% el presupuesto en políticas agrícolas y pesqueras, hasta 7.511 millones. El Ejecutivo subraya que la política de agricultura se financia en más de un 91% con fondos procedentes de la UE (Feaga y Feader). El Ministerio tiene una dotación de 1.789 millones (+3,5 %); sus inversiones disminuyen en un 1,2 %, hasta los 764 millones, y tendrán como destino principal las infraestructuras hidráulicas.
  • Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. El Gobierno va a destinar este año 690 millones, un 5,5% mas, entre programas de innovación tecnológica de las telecomunicaciones (597 millones) y a la investigación y desarrollo de la Sociedad de la Información (141 millones). El objetivo es financiar iniciativas para el impulso, desarrollo y consolidación de la Sociedad de la Información, tanto en el ámbito empresarial como en el de la administración electrónica y los ciudadanos, según el proyecto.