Cristóbal Montoro
 El ministro de Hacienda y Función Pública durante la rueda de prensa para informar de los datos de la ejecución presupuestaria. EFE/ J.J.Guillen

Tal y como adelantó Rajoy el jueves, España ha cumplido por segundo año consecutivo sus deberes ante Bruselas. El déficit de las administraciones públicas se elevó al 3,07% del PIB, tres centésimas menos que el objetivo, según ha confirmado este lunes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Dicho en cifras absolutas, la disparidad entre gastos e ingresos se eleva en España a 35.758 millones de euros —incluyendo la ayuda financiera el desfase es del 3,11%, unos 475 millones más— y supone una reducción de 12.254 millones respecto al déficit de 2016, el mayor recorte desde 2012.

Fuente: Ministerio de Hacienda

En esta mejora presupuestaria —pese a persistir un desfase que obliga al país a endeudarse para cuadrar sus cuentas— ha influido que el incremento de la recaudación (+4,6%)  ha superado al avance de los gastos (+1,1%). Es decir, el aumento de los ingresos hasta los 441.099 millones de euros ha sido más acelerado que el de los pagos (477.332 millones), en una España que creció por encima del 3% por tercer año consecutivo.

"Hemos demostrado que la reducción del déficit y la política presupuestaria es la llave maestra para el crecimiento y la creación de empleo en nuestro país", ha presumido el ministro."Crecemos cuando reducimos el déficit público, en contra de lo que sigue pensando nuestra izquierda sociológica".

Sin embargo, no todos los ingresos crecen al mismo ritmo. La recaudación por IRPF crece un 6,4% (hasta 77.038 millones), la de Sociedades un 6,8% (hasta 23.143 millones), la del IVA un 7,9% (hasta 67.707 millones), la de cotizaciones sociales un 4,9% (hasta 142.908 millones)... pero los tributos sobre el capital pierden un 11,4% de recaudación.

Estado y Seguridad Social incumplen sus objetivos

¿Quién ha provocado el déficit de este año? Según los datos, los dos subsectores dependientes del Gobierno: la Administración Central se ha excedido en ocho décimas sobre su objetivo (-1,9%) y la Seguridad Social en casi una décima (-1,48%).

A Montoro no le parece preocupante porque la administración central ha sido "la que ha realizado mayor ajuste" (venía del -2,48%) y justifica el desfase en una cuestión estadística. Como la ley no permite marcar objetivos con superávit, Hacienda repartió el esperado en los ayuntamientos (que ha sido del 0,59%) en otras administraciones, como el Estado. Las entidades locales, de hecho, ya muestras seis años seguidos con números positivos.

Déficit por subsector (% PIB) 2016 2017 Objetivo
Administración Central -2,69 -1,90 -1,1
                              (sin ayuda financiera) -2,48 -1,86  
Seguridad Social -1,59 -1,48 -1,4
Comunidades Autónomas -0,84 -0,32 -0,6
Entidades Locales +0,61 +0,59 +0.0
TOTAL (con ayuda financiera) -4,51 -3,11  
TOTAL (sin ayuda financiera) -4,29 -3,07 -3,1

Fuente: Ministerio de Hacienda y Función Pública

Las autonomías, por su parte, reducen en casi tres décimas su objetivo de déficit para este año, que era del -0,6%, y lo dejan en el 0,32%. Once cumplieron ese límite (todas menos las dos Castillas, Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón y Murcia) y solo una (Castilla y León) no mejora su saldo de 2016.

Cataluña lo reduce en tres décimas. "No ha sido a costa de no pagar o por aplicar el 155", ha matizado Montoro; "es una reducción correcta y en línea con el resto, los gastos se han ejecutado con normalidad, se ha incrementado la remuneración de asalariados y la formación bruta de capital fijo".

Fuente: Elaboración propia con datos del ministerio de Hacienda

Es curioso, en todo caso, que de las cuatro que han cerrado con superávit (Navarra, Baleares, Canarias y País Vasco), tres hayan recibido aportaciones especiales del Estado a cambio de apoyar los presupuestos del año pasado. El propio Montoro admite este dato. "La administración general ha asumido dos décimas que le correspondían a las autonomías", dice el ministro en relación a los recursos asignados a Canarias a través del Fondo de Competitividad, así como la actualización del Concierto y del Convenio con País Vasco y Navarra.

"Ayuntamientos y comunidades le han salvado las cuentas del Gobierno", ha afirmado este lunes Mª Jesús Montero, consejera de Hacienda en Andalucía, cuya región ha reducido su desfase del 0,69% al 0,22%. "El milagro económico del que alardean Rajoy y Montoro se lo están haciendo comunidades y ayuntamientos, sería de agradecer que lo reconociera para evitar los adjetivos de 'despilfarradoras' que nos colocan a comunidades".

Montoro: "El deficit de la Seguridad Social es serio y grave"

Más preocupante parece el déficit de los Fondos de la Seguridad Social. Se eleva a 17.209 millones de euros y supone casi la mitad del déficit público total. Es cierto que se ha reducido en unos 550 millones respecto al año pasado (0,11 puntos porcentuales menos), pero sin las transferencias del SEPE y sin el Fondo de Garantía Salarial, el agujero bruto del organismo se elevaría a 19.505 millones.

"Es un déficit serio y grave, pero era mucho más grave la situación cuando el deficit del país era del 9,1% y la Seguridad Social estaba más saneada porque recibía transferencias del Estado", ha zanjado el ministro. Montoro ha destacado además que el organismo cerró el año con récord de ingresos por cotizaciones: 108.009 millones de euros, 5.409 millones más (+5,27%) que un año antes.

Este martes, junto a la presentación de los presupuestos, se redefiniría el cuadro macroeconómico para los próximos años que, en su última versión, contemplaba una reducción del déficit hasta el 2,2% en 2018, 1,3% en 2019 y 0,5% en 2020. Este último desfase, además, lo provocaría por completo la Seguridad Social, que sería en este caso deficitaria durante las dos legislaturas completas de Mariano Rajoy.

Objetivos de déficit (% PIB) 2017 2018 2019 2020
Administración Central -1,9 -0,7 -0,3 0,0
Seguridad Social -1,5 -1,1 -0,9 -0,5
Comunidades Autónomas -0,3 -0,4 -0,1 0,0
Entidades Locales 0,6 0,0 0,0 0,0
TOTAL (sin ayuda financiera) -3,1 -2,2 -1,3 0,5

En negrita, los datos reales de cierre de 2017