Cifuentes exhibe su matrícula y sus notas pero no su trabajo de fin de máster

  • “Aunque les mostrara una copia, ustedes no la darían por buena”, dice a la oposición.
  • Acusa a PSOE y Podemos de montar una “operación de descrédito” contra ella.
Vista general del pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid, durante la comparecencia de Cristina Cifuentes.
Vista general del pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid, durante la comparecencia de Cristina Cifuentes.
Víctor Lerena / EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha exhibido este miércoles varios documentos sellados de su matrícula, su certificado académico, sus notas y la calificación de su trabajo durante su comparecencia ante la Asamblea de Madrid en la que, sin embargo, no ha mostrado su Trabajo de Fin de Máster (TFM), algo que cree indiferente. “Aunque les mostrar una copia, ustedes no la darían por buena”, ha dicho a la oposición.

Cifuentes acudió este miércoles al Pleno extraordinario de la Cámara regional, convocado a petición del PSOE y de Podemos y con el voto a favor de su socio de investidura, Ciudadanos, para explicar las dudas que se ciernen sobre su Máster de en Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos. “El máster universitario es perfectamente real y perfectamente legal. Es un título oficial del que estoy en posesión y ni mi curriculum vitae ni mis calificaciones han sido falseadas ni falsificadas”, aseveró.

Acusó a la oposición de orquestar “una operación de descrédito contra mi persona pensada para ganar en los medios y en las redes aquello que no han logrado en las urnas” y de llamarla a comparecer a una sesión “antirreglamentaria”, a pesar de lo cual exhibió documentos que, insistió, demuestran que no hubo trato de favor hacia ella en el máster.

Desde el atril , mostró al Pleno varios documentos, en los que podía verse un sello azul, supuestamente de la Universidad. Eran, según explicó, “constancia documental” de su matrícula, “con un total de 60 créditos y el pago de 1.586,39 euros”, de “mi certificado académico”, con sus 12 asignaturas del máster y una calificación de 7,4 y “de mi trabajo, calificado con un 7,50”, enumeró.

La presidenta continuó mostrando folios con más “constancia documental” de la petición de la Universidad “para hacer público ese trabajo a pesar de su carácter interno”, así como de su “expediente académico” y de otro documento que señala que la calificación de No Presentado que en algún momento figuró en su expediente “obedece a un error de transcripción, que en 2014 el catedrático de Derecho Financiero y Tributario comunicó por e-mail a la funcionaria de la universidad”.

A este respecto, Cifuentes mostro un taco de folios que contenían, explicó, “decenas” de correos electrónicos enviados por profesiones universitarios de diversos campus pidiendo modificar calificaciones de sus alumnos.

"Calumnias y manipulaciones"

Cifuentes intentó demostrar con todos estos documentos que no tuvo trato de favor en la Universidad a lo largo de una intervención trufada de reproches y acusaciones a la oposición, particularmente PSOE y Podemos, contra sus “calumnias” y “manipulaciones” con el objetivo de “desestabilizar el gobierno de la Comunidad de Madrid”.

“En política no vale todo”, dijo y añadió que esta actividad “debe estar sujeta a unos principios de respeto a las personas, se han pasado todas las líneas rojas y todos los principios  éticos”.

“Pero si alguien pensaba que iba a desmoralizarme, no solamente no lo van a conseguir, sino que me reafirmo hoy más que nunca en mi vocación de servicio público”, afirmó Cifuentes, que, “frente a las maniobras”, renovó su compromiso “por el interés general de todos los madrileños”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento