La entrada en sus templos de la Esperanza Macarena y de la Esperanza de Triana puso el broche final a la Madrugá más segura de la historia, en la que han podido procesionar las seis hermandades a pesar de una llovizna que empezó sobre las 7:00 horas y que ha provocado algunos cambios en recorridos.

Miles de personas se han dado cita en las calles de Sevilla para presenciar el día grande de la Semana Santa de Sevilla, que se ha alargado durante casi catorce horas, desde que la hermandad de la Macarena saliera de su basílica a medianoche.

A las 13:15 horas ha entrado La Macarena en su basílica ante la mirada de miles de personas congregadas en los alrededores, mientras que la Esperanza de Triana hacía lo propio pocos minutos ante de las 14:00 en su barrio, también entre multitud de gente y lluvia de pétalos.

Una fina llovizna había sorprendido en plena Madrugá a tres de las cofradías más señeras de la capital andaluza, precisamente las dos Esperanzas y Los Gitanos, que estaban en mitad de su recorrido.

Sobre las 7:00 horas fue cuando el agua hizo acto de presencia, a pesar de las previsiones contrarias, cuando estaban en la calle estas tres hermandades, mientras que El Gran Poder, El Silencio y El Calvario acababan de terminar su estación de penitencia.

Alguna modificación de recorrido por la llovizna

A pesar de esta fina lluvia, La Macarena decidió continuar con su recorrido y no ha interrumpido su procesión en ningún momento.

La Esperanza de Triana sí decidió acortar su trayecto de vuelta, después de refugiarse temporalmente en la Catedral de Sevilla, por lo que no ha hecho su paseo por las calles más importantes de Triana y al llegar al barrio se ha dirigido a su capilla, aunque ha llegado a la misma hora que estaba prevista con el recorrido completo.

El que sí acortó el recorrido y el horario fue Los Gitanos, cuyo paso del Señor de la Salud estaba entrando en el recorrido oficial cuando empezó la lluvia e interrumpió su estación de penitencia durante una hora para refugiarse en la iglesia de la Anunciación.

A las 9:00 horas emprendió de nuevo la marcha y finalizó su recorrido más de una hora antes de lo previsto.

La Madrugá ha transcurrido con algo de menos público que en ocasiones anteriores y sin incidentes de importancia, a pesar de que en la Calle Reyes Católicos hubo un amago de carrera sobre las 3:30 horas que fue controlado rápidamente por la Policía.

En total seis hermandades han hecho su estación de penitencia, con más de 12.000 nazarenos entre todas ellas, 12 pasos, 433 costaleros y nueve bandas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.