Cinturón de seguridad
Una mujer se coloca el cinturón de seguridad en un coche. GTRES

La Guardia Civil ha detectado a 161 menores de edad viajando en coche sin usar ningún tipo de sistema de retención infantil y a 2.470 adultos que no llevaban puesto el cinturón de seguridad durante una semana de especial vigilancia de estos sistemas de anclaje que duró del 12 al 18 de marzo.

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), este dispositivo de vigilancia posibilitó el control de 424.266 vehículos, en los que se detectaron 2.631 infracciones por no hacer uso del sistema reglamentario de retención.

Todos los niños que tengan una estatura menor a 1,35 metros deben viajar en una sillita adecuada a su talla y peso.

54 de los niños que viajaban sin este sistema de seguridad lo hacían en el asiento delantero, lo que supone un factor más de riesgo y Tráfico recuerda que la norma exige que vayan sentados en la parte de atrás.

Los datos del resultado de esta campaña de vigilancia reflejan que el 77% de las personas que no llevaban puesto el cinturón de seguridad circulaban por carreteras convencionales, vías en las que se producen ocho de cada diez fallecidos por accidente.

La DGT ha llevado a cabo este refuerzo de la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil en los vehículos, tanto en vías interurbanas como en urbanas, dado que el último año murieron 190 personas que no utilizaban estos sistemas de anclaje.