Concentración en Lavapiés
Concentración en la plaza de Nelson Mandela, en el barrio madrileño de Lavapiés, para protestar por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage. Luca Piergiovanni / EFE

Miles de personas —unas 2.500 personas, según datos de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid— se han manifestado este viernes por la tarde en la plaza de Nelson Mandela y otras calles del barrio madrileño de Lavapiés para pedir "justicia" por la muerte este jueves del mantero senegalés Mame Mbaye, que sufrió una parada cardiorrespiratoria, al tiempo que han reclamado que "ningún ser humano es ilegal".

La protesta, que ha comenzado a las 18.00 horas en esa plaza, se ha desarrollado sin incidentes al menos hasta las 19.45 horas, momento en el que los manifestantes han guardado un minuto de silencio por la muerte del senegalés, que ha concluido con fuertes aplausos por todos los asistentes.

Aunque había dos manifestaciones convocadas, una en la plaza de Nelson Mandela, por parte del Sindicato de Manteros —bajo el lema 'Yo soy Mbade'—, y otra en la misma de Lavapiés, desde la plataforma de vecinos, esta última apenas ha congregado a una decena de personas, que se han ido a los pocos minutos.

Los convocados en la plaza de Mandela por el Sindicato y otros colectivos como SOS Racismo han bajado en principio hasta la plaza de Lavapiés, y finalmente han vuelto al primer punto y se han juntado en una única protesta en la plaza donde este viernes por la mañana se producían altercados con la Policía Nacional.

En esta ocasión, los manifestantes han protestado de forma pacífica, si bien se ha vivido algún momento tenso con algunos agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), ya que cuando pasaban por delante de ellos, algunas personas clamaban "policía asesina" y les escupían.

"Ningún ser humano es ilegal", "policía asesina", "detenidos libertad", "papeles para todos" o "no son muertes, son asesinatos", han sido algunas de las consignas más coreadas durante la protesta que ha discurrido por las calles del barrio madrileño ante un fuerte dispositivo policial, apoyado por un helicóptero, que solo en la plaza de Lavapiés estaba formado por una docena de furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios.

"A Mame lo mataron sin razón"

En la plaza de Nelson Mandela varios compañeros del fallecido se han dirigido con un megáfono a los concentrados para pedir "libertad y legalidad" y el cese de la violencia contra los inmigrantes. Además, han insistido en que a su compatriota Mame "no le pasaba nada" y lo mataron "sin razón".

Una mujer también ha leído unas palabras de Nelson Mandela tras las cuales ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que "haga lo correcto".

"Contra sus crímenes, queremos justicia", "sobrevivir no es delito", "justicia Mame Mbaye" también se podían leer en algunas de las pancartas que portaban los asistentes. Tras el minuto de silencio, la manifestación se ha empezado a disolver.

Protesta también en Barcelona

Por otro lado, cerca de 200 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado en Barcelona en solidaridad con el mantero fallecido este jueves en el barrio madrileño de Lavapiés, hecho que desató disturbios y un numeroso despliegue policial.

El Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona ha convocado la manifestación en memoria del mantero senegalés Mame Mbaye en Las Ramblas, que ha recorrido parte de las calles adyacentes bajo el lema 'La vida de las migrantes sí importa'.

En la manifestación, encabezada por una cuarentena de manteros, se han oído cánticos dedicados al fallecido, como "Mame, escucha, estamos en tu lucha, la ley de extranjería mata gente cada día" y contra la dificultad para obtener 'papeles', como "no más muertes por papeles" y "ninguna persona es ilegal". Al llegar a Canaletes y antes de los parlamentos, los concentrados han guardado un minuto de silencio en memoria de Mbaye.

Un portavoz del Sindicato ha denunciado "la impunidad de la violencia de la policía" y ha lamentado: "Lo que le pasó a Mame nos puede pasar a nosotros mañana", en un discurso marcado por la crítica al "racismo institucional" que permite que una persona que ha vivido 14 años en España, como Mbaye, no tenga 'papeles'.

Otra portavoz ha denunciado el racismo que sufren las personas negras por su color de piel en España y ha recordado: "Gracias al hombre blanco estamos aquí hoy, porque en nuestros países teníamos recursos, pero nos han dejado sin nada y hoy estamos aquí". "El racismo nos está matando: salgamos a la calle porque hay mucha lucha", ha concluido la portavoz.

Consulta aquí más noticias de Madrid.