Equiparación salarial.
Manifestación en Teruel por la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil con los cuerpos autonómicos. EUROPA PRESS

Sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil han denunciado "un ataque brutal" al sondeo telemático al que estaban llamados los agentes para saber si respaldan el preacuerdo alcanzado por sus representantes con el Ministerio de Interior para igualar sus sueldos al de los Mossos d'Esquadra. Ante estos hechos la consulta ha sido suspendida temporalmente y le han pedido al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, que retrase la reunión prevista para este jueves. 

El 83,5% de los cerca de 65.000 policías nacionales y en torno al 60% de los casi 78.000 guardias civiles estaban llamados a votar a partir de las nueve de la mañana de este martes y hasta las 15.00 horas del miércoles a través de una plataforma ajena a los sindicatos y asociaciones, de modo que una consultora especializa se encargaba del proceso.

La plataforma #UnidosxlaEquiparacion, que aúna a ambos cuerpos, advierte de que quienes han organizado este ataque, que califican de delictivo y ruin, "no sólo van a tener que responder policial y judicialmente hasta las últimas consecuencias", sino que también van a fracasar porque "este sondeo se va a realizar".

Añade que se analiza la información "para obtener un análisis forense que determine las características de este ataque mafioso, premeditado y delictivo".

La plataforma considera que "alguien quiere hacer saltar por los aires el clima interno de estos dos cuerpos". "Nosotros no se lo vamos a permitir. Y no vamos a parar hasta averiguar quién/quiénes son y a qué intereses bastardos —nacionales o extranjeros— obedecen", agrega.

Las organizaciones anuncian que este miércoles interpondrán una denuncia en la Unidad Central policial especializada correspondiente para que se investigue el origen del ataque, las personas que han participado y sus nexos o conexiones y afirman que se personaran en cuantos procedimientos judiciales se abran para impulsarlos como acusación.

Aseguran que ya trabajan para poder empezar el sondeo nuevamente, "desde cero" para, explican, no generar susceptibilidades entre los que han votado y la gran mayoría que no ha podido hacerlo, y con la garantía de que se hará con un sistema seguro y preparado para "este tipo de ataques organizados".