Precarios sobre dos ruedas detrás de Glovo, Deliveroo...
Repartidor de comida rápida. ATLAS

La conocida compañía de reparto a domicilio Glovo va a instaurar un pago por el uso de la plataforma que deberán abonar sus trabajadores. Según cuenta ABC, si los ‘riders’ –sus empleados- quieren colaborar con la app, tendrán que pagar. Algo que, hasta ahora, no tenían que hacer pero que la compañía ha decidido incluir para el funcionamiento de su plataforma en los próximos meses.

La empresa se lo comunicó a sus trabajadores hace pocas semanas a través de un correo electrónico. "En los siguientes meses se implementará un modélico coste por uso de la plataforma. Éste será alrededor de los 2€, y estará en cada factura emitida por el proveedor a Glovo (cada 15 días)", explicaba el correo.

La argumentación de la compañía se resguarda en que entre sus planes se encuentra un nuevo seguro que cubriría "accidentes y responsabilidad civil" de los repartidores. La póliza planteada por la empresa está prevista para los próximos meses, pero todavía no hay fecha concreta.

Esta nueva normativa se suma a la larga lista de quejas de los trabajadores de Glovo. El sueldo de los ‘riders’ depende del número de repartos y kilómetros que hacen. Pero además, deben costearse el mantenimiento de sus bicicletas.

A eso se le añade que Glovo obliga a sus repartidores a pagar su cuota de autónomo ya que la compañía se encuadra en la llamada "economía colaborativa" y considera a sus trabajadores "autónomos independientes".

Por esto y por la relación laboral que tienen con sus trabajadores, Inspección de Trabajo sigue de cerca la pista a Glovo además de a otras empresa de reparto a domicilio como Deliveroo o Uber Eats. Se encuentra investigando si en realidad trabajan como falsos autónomos.