El juez del caso abierto en el Tribunal Supremo por el procés hacia la Declaración Unilateral de Independencia, Pablo Llarena, ha dictado una orden de detención nacional para la diputada de la CUP Anna Gabriel, tras no haber comparecido este miércoles ante el Tribunal Supremo como investigada por rebelión.

La Fiscalía ya había pedido esta mañana que el juez Pablo Llarena dictase un auto de prisión contra la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, refugiada en Suiza, y que se cursase una orden internacional de detención y entrega a las autoridades de este país, según han informado fuentes fiscales.

También ha hecho la misma petición la acusación particular ejercida por VOX.

Se está ahora a la espera de la decisión que pueda adoptar el magistrado del Supremo Pablo Llarena.

Gabriel, quien estaba citada como investigada para esta mañana de miércoles a las 9.30 horas en el Supremo, no ha acudido al tribunal, tal y como había anunciado que sucedería, y la secretaria judicial ha levantado acta de su incomparecencia tras aguardarla media hora.

La Abogacía del Estado se ha adherido a la petición del Ministerio Público mientras que la acusación popular de VOX también ha pedido esta medida al juez Llarena, que en caso de que curse la orden deberá solicitar la detención a través de la Interpol e iniciar los trámites de extradición mediante el convenio suscrito entre ambos países, puesto que Suiza no es estado miembro de la Unión Europea.

Por ello, una euroorden de detención no es efectiva en Suiza, al contrario de la que sí se dictó contra el expresident huido en Bélgica Carles Puigdemont.

Gabriel anunció el pasado martes en una entrevista al diario suizo Le Temps que se quedaría en Suiza por sus dudas sobre la posibilidad de tener un "juicio justo" en el Estado.

Llarena había citado a Gabriel como investigada junto a una hornada de líderes independentistas a los que investiga en la causa contra el proceso soberanista: Mireia Boya, Marta Rovira, Marta Pascal, Artur Mas y Neus Lloveras, a los que sitúa, al igual que la exdiputada de la CUP, como integrantes del supuesto 'comité estratégico' del proceso que describe el documento Enfocats. 

Según el juez, la agenda del ex número 2 de la Conselleria d'Economia, Josep Maria Jové, apunta a que habrían participado en reuniones que habrían servido para "idear" el proceso independentista y, por tanto, habrían aportado "apoyo político" para la ejecución del referéndum y la declaración unilateral de independencia.

Proceso de extradición con Suiza

El juez ha evitado con su escrito poner en marcha un proceso de extradición con Suiza. Esa es una posibilidad que no queda cerrada, pero que dependerá de que el juez considere oportuno adoptarla en su caso. Llarena se ha limitado a aplicar el artículo 487 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que señala que las incomparecencias sin causa pueden convertirse en orden de detención.

Gabriel pide el archivo de la causa

Gabriel ha pedido el archivo de la causa y la libertad de los independentistas "perseguidos" y ha denunciado la falta de imparcialidad de los tribunales españoles.

En una entrevista concedida a TV3 desde Ginebra, Anna Gabriel no se ha mostrado sorprendida por la orden de búsqueda y detención dictada por el Supremo contra ella por no haber comparecido, y la ha relativizado al apuntar que "no es una lucha personal", sino colectiva, por lo que "hay que seguir reivindicando que todos los presos, exiliados y imputados independentistas queden en libertad".

Ha confirmado que la CUP ha optado por una "estrategia compartida y desdoblada" ante los tribunales, lo que conlleva que, mientras la también exdiputada Mireia Boya compareció ante el juez, ella ha optado por no hacerlo y "refugiarse" en Suiza.

Anna Gabriel ha recalcado que no está en Suiza porque haya elegido vivir allí, sino porque entiende que "la falta de derechos que sufren los independentistas" catalanes en España le ha llevado a tomar la decisión de presentarse ante sus tribunales.

"No es nada agradable, dejas atrás a los tuyos, es duro y doloroso, lo digo por los que creen que pasamos unas vacaciones, pero yo quiero reafirmar mi compromiso con las libertades y los derechos fundamentales", algo que le ha servido para "enviar un abrazo" al 'rapero' Miguel Arenas Beltrán, Valtonyc, condenado a más de 3 años de prisión, "y al artista censurado en la feria Arco", Santiago Sierra.

Sobre el motivo principal por el que ha rehusado declarar ante el juez Pablo Llarena, que instruye la causa contra los principales líderes independentistas, la exdiputada de la CUP ha afirmado que "las resoluciones judiciales que se dictan se escapan mucho de lo que sería normal en un Estado democrático" y se les aplica "un Código Penal como enemigos".

Ha reconocido que no había ninguna certeza de que, tras declarar ante el juez, fuese encarcelada, porque todos los políticos que han declarado en los últimos días han quedado en libertad con fianza o sin ella, pero ha dicho: "Sigue habiendo presos políticos, y para una parte de los medios de comunicación españoles nosotros ya somos culpables".

"Desde estos medios y desde los tribunales y el Gobierno español trabajan para que seamos culpables", ha lamentado antes de reivindicar: "Que se archiven todas las actuaciones judiciales y que todos podamos volver a casa, aunque esto no está en mis manos".

"Quiero denunciar -ha añadido- la situación política de excepcionalidad que sufrimos, yo no habría elegido nunca vivir en Suiza, pero hay una situación absolutamente forzada".

Anna Gabriel ha destacado que su intención, al permanecer en Suiza, es contestar una eventual demanda de extradición y "colocar ante un espejo al Estado español" para denunciar internacionalmente que se les persigue por "hechos estrictamente políticos". "Los delitos que nos atribuyen no existen, no hemos provocado violencia, hay simplemente una persecución política, y nos quieren humillar y castigar", ha añadido.

Después de recordar que Suiza es un país reconocido internacionalmente por su neutralidad y porque en él hay "mucha gente que ha encontrado refugio ante persecuciones políticas, ya que hay una especial sensibilidad", Gabriel ha mostrado su disponibilidad "para trabajar a fin de que se visualice que en Cataluña hay una lucha por la autodeterminación y por la libertad".

Esta misma exdiputada de la CUP ha reiterado que si el Estado español interpone una demanda de extradición contra ella, su respuesta será "pedir asilo político".


Consulta aquí más noticias de Barcelona.