Sánchez, junto a otros dirigentes del PSOE, en el pasado Comité Federal, celebrado en Alcalá de Henares.
Sánchez, junto a otros dirigentes del PSOE, en el pasado Comité Federal, celebrado en Alcalá de Henares. PSOE

Muchas cosas han cambiado en el Comité Federal del PSOE en los últimos tiempos. El órgano ante el que Pedro Sánchez se vio forzado a dimitir en otoño de 2016 tras perder una votación clave está ahora plagado de cargos afines al secretario general. Pero no es esta la única novedad: también tiene más miembros. Y, ante las estrecheces de la sede de Ferraz, los socialistas se han llevado a su máximo órgano entre congresos de gira por la Comunidad de Madrid. El primer comité de la segunda etapa de Sánchez se celebró en Alcalá de Henares, y el de este sábado es en Aranjuez.

En esta cita se aprobará un nuevo reglamento que confiere mayor poder a la Ejecutiva federal -la dirección del partido, que lidera el propio Sánchez- y a la militancia, en detrimento de los barones regionales y del propio comité. De éste último órgano son miembros natos la Ejecutiva, los presidentes autonómicos y los secretarios generales territoriales, entre otros. Además, el Congreso Federal elige a una serie de miembros y en los cónclaves autonómicos se nombran a las delegaciones de cada comunidad autónoma.

Pues bien, en el 39º Congreso Federal se eligieron 132 miembros, frente a los 110 nombres que salieron del anterior cónclave. A su vez, la dirección del partido ha pasado de 38 a 49 miembros. Si en la anterior etapa los más de 250 miembros del comité ya sufrían algunas estrecheces en la sala Ramón Rubial de Ferraz, en la presente el espacio se queda directamente escaso, de modo que la dirección del partido ha optado por celebrar estas reuniones en localidades de la Comunidad de Madrid.

El primer comité federal de la segunda etapa de Sánchez se celebró el pasado en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, a unos 35 kilómetros de Madrid. El de este sábado lo acoge la Casa del Gobernador de Aranjuez, a algo más de 50 kilómetros de la capital. La distancia entre la capital y estas sedes itinerantes, unida a que las reuniones se celebran a primera hora de la mañana (a las 10:30 horas interviene el secretario general), provoca algunas dificultades para los integrantes del comité que deben desplazarse desde sus territorios.