Víctimas
Varias de las víctimas del tiroteo de Florida. REDES SOCIALES

El tiempo transcurre y emergen los detalles de las 17 víctimas mortales, todas ellas identificadas, del que ya es uno de los peores tiroteos en Estados Unidos, conocida ya como 'la masacre de San Valentín'. Una matanza en un instituto de Florida que ha vuelto a avivar el debate sobre el control de armas en ese país.

Bajo los disparos del rifle semiautomático de Nikolas Cruz, el joven de 19 años que se encuentra detenido acusado de 17 delitos de asesinato y que, según su abogada, ahora se encuentra "profundamente arrepentido", cayeron abatidos 14 adolescentes, todos ellos alumnos del instituto de Parkland de entre 14 y 16 años, y tres adultos. 

Los adultos que han muerto son: Aaron Feis, entrenador de fútbol americano y guarda de seguridad que se comportó como un héroe intentando proteger a los alumnos y fue de los primeros en dar la voz de alarma, asegurando que lo que se escuchaban no eran fuegos artificiales; Chris Hixon, director deportivo en el instituto que había pertenecido a la armada estadounidense y el profesor de Geografía Scott Beigel, que fue alcanzado por un disparo mientras cerraba el aula en la que había protegido a sus alumnos. 

Entre los jóvenes asesinados se encuentran la joven Jaime Guttenberg, cuyo hermano también estuvo desaparecido;  Alyssa Alhadeff, de 15 años y jugadora de fútbol; Nicholas Dworet una de las estrellas del equipo de natación; Martin Duque, cuya muerte confirmó su hermano Miguel en redes sociales; Alaina Petty, que tenía 14 años y participaba en concursos corales; Meadow Pollack, muerte confirmada por su padre;  Carmen Schentrup, una alumna brillante de 16 años que fue semifinalista en el concurso nacional escolar de méritos; Cara Loughran, que permanecía desaparecida hasta que un amigo de la familia confirmó su muerte; Gina Montalto; Joaquim Oliver, de cuya muerte informó un periodista que estaba junto a sus padres cuando les dieron la noticia;  Alex Schachter, con catorce años e intérprete de trombón y Luke Hoyer, de 15 años.

Las redes sociales de los fallecidos y sus amigos y familiares se han convertido en memoriales en su honor.