Los alumnos de la escuela de Florida
Miles de personas participan en la vigila en recuerdo de las 17 víctimas mortales de la matanza en la escuela de Florida. EFE

Alumnos de la escuela Marjory Stoneman Douglas, en Parkland (sur de Florida), donde este miércoles se produjo una matanza que se saldó con 17 víctimas mortales, urgieron este jueves a los políticos estadounidenses a tomar medidas para lograr un mayor control en la venta de armas.

Estudiantes de este centro de estudios donde el ex alumno Nikolas Cruz, de 19 años, entró armado con un rifle semiautomático y disparó a diestro y siniestro contra alumnos y profesores pidieron a los políticos estatales y federales que actúen ya para evitar que una persona con problemas mentales pueda tener acceso a un arma.

"Podemos rezar por las víctimas, y respeto eso, pero hay que tomar una acción inmediatamente, porque la gente no puede olvidarse de esto", dijo a Efe David Hogg, que está en el último año de escuela secundaria en el centro educativo floridiano.

Esta reflexión llega después de que muchos políticos, incluido el presidente Donald Trump, enviasen sus condolencias y dijesen que rezarían por las víctimas y sus familiares, pero sin mencionar medidas concretas para intentar corregir esta recurrente situación.

Hogg recordó que, según Everytown for Gun Safety, un grupo que defiende un mayor control en la venta de armas, en lo que va de año se han registrado 18 tiroteos en centros educativos de Estados Unidos.

El estudiante se lamentó de que nadie debe recordar ya los nombres de esas escuelas y declaró que él no quiere que se olvide la tragedia vivida en la suya. Por eso, pidió al país que haga un análisis de conciencia para salir de esta situación, "y eso no se hace rezando y esperando" un futuro mejor, dijo.

"Tienen que hacer mejor revisiones de antecedentes"

Julianna Sivon, que se graduó el año pasado en Douglas, como se conoce popularmente a esta escuela, por lo que coincidió el pasado curso con el acusado, considera una "locura" que una persona con "problemas mentales" como aparentemente sufre Cruz, quien está desde esta mañana en prisión, pueda comprar un arma.

"Tienen que hacer mejor revisiones de antecedentes", consideró la joven, que abogó también por un mayor control en la venta de armas, y puso como ejemplo a Cruz, quien presumía y les enseñaba sus pistolas y cuchillos.

Sivon dijo no entender cómo una persona de la que todos sus compañeros sabían que tenía problemas emocionales pudo comprar un arma semiautomática.

Coincidió con ella Addison Jost, que cursa undécimo grado en Douglas y que en unas declaraciones a Efe pidió que se realicen exigentes pruebas psicológicas a aquellos que quieran comprar armas, para "verificar" que pueden poseerlas. "Las promesas no sirven de nada, es necesaria una acción real, porque si no, van a seguir muriendo niños", dijo Hogg enojado.

En este sentido, recordó la frase atribuida a Albert Einstein de que es una "locura hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes" para referirse a los políticos, especialmente republicanos, que aseguran que el problema no está en la venta de armas.

Jost dijo que después de "respetar a las víctimas" y guardar el duelo los políticos deberían tomar medidas concretas como aumentar la edad mínima para comprar armas, pues en Florida son 18 años, mientras que hasta los 21 no pueden adquirir tabaco o alcohol.

De la misma opinión es Tykima Hoggan, de duodécimo grado, que perdió este miércoles a dos amigos y pidió subir el límite de edad a 21 o incluso 25 años, porque -dijo- "nunca se sabe qué puede hacer un chico de 18 años". En su opinión, hay que aprobar leyes para que evitar que los "adolescentes" se vean con un arma y menos del calibre de la que portaba este miércoles Cruz. "Nunca se sabe qué pueden hacer con un arma".

Kerr: "Necesitamos políticos con valor que solucionen problema de armas"

Por otro lado, el entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr, expresó su sentir por lo sucedido y dijo que ha llegado la hora de votar a políticos que tengan "valor" para dar solución al problema de las armas de fuego. "No se ha hecho nada. No parece importarle a nuestro gobierno que los niños sean asesinados a tiros día tras día en las escuelas", declaró Kerr antes del partido que su equipo jugó y perdió por 123-117 ante los Trail Blazers de Portland. "No importa que a las personas les disparen en un concierto, en una sala de cine".

Kerr fue categórico cuando dijo que nada de todas las tragedias vividas en el país llevan a cambiar la cosas y lo que es peor, la actitud que mantienen el propio gobierno y los políticos. "No es suficiente al parecer todas las muertes inocentes para sensibilizar a nuestros líderes, gobierno, y las personas que dirigen este país, para realmente hacer algo", reclamó Kerr. "Eso es desmoralizador".