Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso. Javier Lizón / EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció este martes que su partido presentará el jueves un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra el uso abusivo que el Gobierno hace de su capacidad de vetar iniciativas legislativas de la oposición en el Congreso, lo que impide que se tramiten. Según Sánchez, el Ejecutivo de Rajoy está "tergiversando" y "manipulando" para "frentar derrotas parlamentarias semanales".

El artículo 134.6 de la Constitución establece que "toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá de la conformidad del Gobierno para su tramitación". El 126.2 del Reglamento del Congreso especifica que, cuando se presenta una proposición de ley, la Mesa la remite al Ejecutivo, que tiene 30 días para pronunciarse. Si se opone, la iniciativa decae y no se tramita.

Tradicionalmente, esa capacidad del Gobierno de vetar las normas que impliquen un aumento del gasto o una reducción de los ingresos se había entendido referida al ejercicio en curso, para que no afectase a unos presupuestos ya aprobados. Es decir: para que una iniciativa de la oposición que viera luz verde a mitad de año no descuadrase las cuentas. Sin embargo, el Ejecutivo de Rajoy ha vetado iniciativas que afectan tanto al año en curso como a ejercicios posteriores.

En lo que va de legislatura, el Gobierno ha vetado más de 40 proposiciones de ley de grupos de la oposición y de parlamentos autonómicos. La única forma de superar el veto es que la Mesa de la Cámara Baja, donde el PP tiene tres representantes y PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos dos cada uno, revierta el veto. En esta legislatura lo ha hecho en dos ocasiones, y el Gobierno recurrió esa decisión al Constitucional para mantener su veto. El TC aún no ha decidido.

En su intervención ante el grupo parlamentario socialista, Sánchez dijo que el Gobierno está utilizando "de manera impúdica" su capacidad de veto para frenar "iniciativas que claramente avanzarían en derechos y cohesión social en nuestro país". El líder del PSOE también criticó a Ciudadanos, porque sus votos son decisivos en la Mesa del Congreso para que los vetos del Ejecutivo se mantengan.

El recurso de los socialistas estara centrado en una proposición de ley presentada para que no se considerará unidad económica los supuestos de familiares en segundo o tercer grado de consanguinidad que convivan en un centro asistido. De esta forma se pretende evitar casos como el de las hermanas Julia y Encarna, de Soria, que se vieron obligadas a renunciar a vivir en la misma residencia para no perder su pensión no contributiva -de unos 368 euros- porque se las considera "unidad de convivencia".