La Dirección General de Tráfico (DGT) ha informado de que el temporal afecta un centenar de carreteras en todo el país, de las cuales 10 se encuentran cerradas y en 59 es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

Concretamente, hay cuatro puertos de montaña cerrados y la situación más grave se produce en Asturias, Castilla y León y en Aragón. Así, se encuentra cerrado el Puerto del Connio (AS-348, en Asturias), el Puerto de La Peña Negra (AV-932, en Ávila), El Puerto de Fonte da Cova (LE-126, en León) y el Puerto de Lunada (CA-643, en Cantabria). También se encuentran cerradas al tráfico la AV-500 en Ávila, la LE-493 en León, la A-4025 en Granada, la NA-2011 y la NA-2012 en Navarra, y la BV-4024 en Bagà (Barcelona) y la BV4301 en Bruna (Barcelona).

La DGT ha pedido además precaución para circular por las carreteras de la Sierra de Madrid, pese a que ha levantado las restricciones al tráfico aplicadas durante la madrugada en la M-601, en el Puerto de Navacerrada.  

Entre las vías de la red de alta capacidad que se ven afectadas se encuentran cinco autovías:

  • A-52 desde A Gudiña (Ourense) a Puebla de Sanabria (Zamora).
  • A-6 desde Castelo (Lugo) hasta pasado Pedrafita do Cebreiro (Lugo), ya en la provincia de León, afectando especialmente a la vertiente gallega, así como en el entorno del Puerto del Manzanal (León).
  • A-67 entre Palencia y Cantabria.
  • A-1, que une Madrid con Segovia, Burgos, Álava y Guipúzcoa, especialmente a la altura de Somosierra. En esta carretera se ha restringido el acceso a camiones desde el kilómetro 76 hasta el 99.
  • A-2 de Guadalajara a Soria.

Asimismo, Tráfico alerta del riesgo de circular por cuatro autopistas de peaje, entre ellas la AP-6, la AP-51 y la AP-61, carreteras que sufrieron cortes de circulación el fin de semana de Reyes por el temporal de nieve que azotó esa semana al país, lo que provocó que miles de vehículos quedaran atrapados durante horas, sobre todo en la principal, la AP-6.

Estas cuatro carreteras en las que se pide extremar la precaución son:

  • AP-66 entre León y Asturias. Se encuentra transitable pero que está viéndose afectada por la nevada a la altura de Campumanes (Asturias) y Canales-La Magdalena (León)
  • AP-51 entre Villascastín (Segovia) y Ávila capital.
  • AP-61 desde San Rafael (Segovia) a Segovia capital.
  • AP-6 a su paso por Madrid, Ávila y Segovia.
  • N-232 en Castellón, Morella y Puebla de Alcolea.

Otro centenar de carreteras, todas ellas de la red secundaria, se encuentran igualmente afectadas por la nieve.

Actuaciones en las vías

En el caso de que los desplazamientos transcurran por alguna de estas carreteras, así como otras incluidas en las zonas con aviso naranja o amarillo por nieve y hielo, la DGT avisa de que las condiciones del viaje pueden verse afectadas por posibles actuaciones en la vía para garantizar la fluidez y la seguridad.

Algunas de las medidas que podrá tomar son restricciones a la circulación de vehículos pesados; restricciones a la circulación a otros vehículos que no cuenten con neumáticos de invierno o cadenas; limitar la velocidad de circulación y prohibir adelantamientos; cortes totales preventivos; y seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

Por ello, ha recomendado extremar la precaución cuando se circule por dichas áreas, así como disponer de los medios y equipamiento adecuado para transitar en condiciones de seguridad. Además, los usuarios deberán prestar atención a la señalización en los paneles de mensaje variable y a las indicaciones de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este viernes nevadas en la mitad norte peninsular y un descenso generalizado de las temperaturas, que será notable en el interior del tercio oriental y en Baleares.