"La croqueta es un pincho clásico de Bilbao, un bocado exquisito y fijo en las barras de nuestros bares y restaurantes. Cada una con sus particularidades, la croqueta es un gran indicador de la calidad de los establecimientos del Casco Viejo", ha explicado Unai Aizpuru, presidente de la asociación comercial que organiza el certamen.

El certamen gastronómico repartirá hasta 5 premios. El primero identificará al maestro croquetero del Casco Viejo de Bilbao y le seguirán otros cuatro premios que podrán en valor la innovación, tradición, artesanía o singularidad de las croquetas presentadas.

Un jurado especializado, compuesto por cocineros, gastrónomos, patrocinadores y representantes de organismos oficiales y medios de comunicación, se encargará de evaluar los diferentes conceptos. "La calidad es muy grande, son croquetas artesanas, pero con mucha variedad, así que el jurado no lo va a tener fácil", ha asegurado Aizpuru.

Según ha destacado, el público también podrá participar en el concurso. De esta forma, los clientes que prueben las croquetas serán los que den el premio del público. Para ello, en cada uno de los establecimientos participantes habrá papeletas con las que poder votar. Así, el cliente que solicite croquetas, ya sea pincho o ración, podrá valorar y puntuar del 1 al 10 la croqueta bajo los criterios de cremosidad, sabor y calidad del crujiente, los mismos indicadores que tendrá en cuenta el jurado especializado.

El público que vote entrará en el sorteo de tres tarjetas regalo de Kutxabank por valor de 100 euros, para compras en establecimientos del Casco Viejo o en el sorteo, también, de 12 lotes de 20 croquetas artesanas cada uno de la Casa Lautxo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.