El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha dejado en el aire este jueves encontrarse con el Rey Felipe VI tras su nombramiento y lo ha vinculado a "lo que pase en los siguientes días". Además, ha recalcado que, de momento, el viaje a Madrid para ir al Palacio de la Zarzuela no está previsto por ahora.

"Veremos si se tiene que producir esta situación o no", que en todo caso piensa abordar después de la investidura del próximo presidente de la Generalitat, ha afirmado en sendas entrevistas de Catalunya Ràdio y Rac1.

Torrent prevé reunirse primero con todos los grupos parlamentarios, este mismo jueves lo hace con CatECP y el PSC

La constitución del Parlament se debe comunicar al Rey, al presidente de la Generalitat, al del Congreso de los Diputados y al del Senado, y es tradición que el monarca se entreviste con el elegido para la Presidencia, una situación que ya no se produjo en 2015, cuando la Zarzuela no invitó a la entonces escogida, Carme Forcadell.

Torrent fue elegido el miércoles presidente de la Cámara y, durante el mismo pleno de constitución, recibió la llamada del presidente de la Generalitat cesado y diputado electo de JuntsxCat, Carles Puigdemont, que lo felicitó y con quien habló "de Girona y del paisaje compartido", puesto que residen en localidades vecinas: Sarrià de Ter y Sant Julià de Ramis.

Durante la breve llamada no abordaron la investidura de Puigdemont, ha aclarado, ya que prevé reunirse primero con todos los grupos parlamentarios -este mismo jueves lo hace con CatECP y el PSC-: "No sería respetuoso con la pluralidad política y el resto de grupos si planteara ya una hipotética investidura".

No sería respetuoso con la pluralidad política y el resto de grupos si planteara ya una hipotética investidura

Preguntado por la cuestión, no ha descartado viajar a Bélgica para encontrarse con Puigdemont, pero ha rechazado valorar la investidura telemática o delegada que se ha planteado porque cree que corresponde decidirlo al conjunto de la Mesa: "Haremos todas estas conversaciones y veremos qué candidato suscita más consenso, y si es Puigdemont tendríamos que ver cómo lo hacemos".

Defiende su discurso

Torrent ha valorado que su discurso en el pleno fue "el que correspondía como presidente del Parlament, independientemente de que cada uno pueda hacer la interpretación que haga".

"Es muy triste que planteemos que, por unas palabras de un discurso, un político pueda estar amenazado con prisión por lo que diga", ha lamentado, y ha reivindicado que su Presidencia será heredera de la tarea llevada a cabo por su antecesora, Carme Forcadell.

"Hay una continuidad evidente con la presidenta Forcadell", y ha subrayado que defenderá que en el Parlament se pueda hablar de todo, como cree que hizo Forcadell, que seguirá en la Cámara como diputada de ERC.

"Cataluña no está rota"

Torrent hizo referencia a la necesidad de recoser Catalunya, pero ha negado que lo hiciera porque considere que la sociedad está rota: "Determinados intereses y partidos han intentado hacer ver que la sociedad catalana está descosida, y esto no es así". "Catalunya se tiene que coser permanentemente. Somos un solo pueblo, pero esto se tiene que cultivar", ha ahondado.